BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

domingo, 23 de agosto de 2009

Capitulo 25: La noche en el hospital

Cuando vi como Ryan se acercaba lentamente a mi, mi corazón se disparó haciendo que el dolor que tenía en las costillas aumentara altamente. Él se dio cuenta y me sonrió. Se acerco más a mí e inclinó su cara hacia mi oído.
- Cuando mañana estés en casa hablaremos de lo que oíste hoy ¿vale pequeña espía? – Me dijo con su sonrisa perfecta. Yo me puse muy nerviosa ante la idea de cómo le iba a explicar a Ryan que había escuchado todo y que no sabía si yo sentía lo mismo por él. Estaba aturdida.-
- Yo no… - Quería decir que no iba a hablar del tema pero él me interrumpió.-
- Mientes muy mal Pris y lo sabes. Quizás a April la engañaras pero yo se que escuchaste todo. Si prefieres dejar correr el tema y hacer como que no oíste nada, no te voy a obligar. Pero creo que es mejor hablar. – Su voz se entristeció al formular esas palabras. Y yo… ¿realmente quería hablar del tema? ¿Qué es lo que sentía en realidad por Ryan? No era solo amistad, de eso estaba segura pero… ¿Qué le contestaría a su pregunta? ¿Hablarlo sería lo mejor? Respiré profundamente.-
- Ry yo… No quiero que te sientas incómodo al hablar. Comprendo que con April tengas más confianza, la conoces desdé más tiempo. – El río por lo bajo.-
- ¿Realmente crees que se trata de eso? ¿Qué se trata de que tenga más o menos confianza con April?
- No… No lo se… Estoy… confunda… No se prácticamente ni lo que oí… - Reconocí avergonzada.-
- No te preocupes, te llego a entender… Así me sentía yo hace unos días. – Dijo perdiendo su mirada en mi rostro.- ¿Si quieres mañana me paso por tu casa al acabar las clases y lo hablamos directamente, sin secretos?
- Mañana también vendrá April y no creo que… - La verdad, la idea de tener a April como testigo de todo aquello me producía mucha vergüenza. Ella era mi mejor amiga pero prefería un ambiente más íntimo para aquella conversación.
- Yo puedo hablar con April sin que sospeche nada y así podamos hablar tú y yo ¿quieres?
- Creo que eres tú el que debe decidir… A mi me encanta que me vengas a ver y hablar conmigo pero, Ry, yo realmente no tengo muy claro lo que oí.
- A mi también me encanta venir a verte Pris. Y por eso, no te preocupes, creo que ya es hora de que te lo diga a la cara. – Esas palabras me provocaron un escalofrío en el interior… No se como iba a reaccionar antes las declaraciones de Ryan en primera persona.-
- Yo… No se que decir… - Reconocí lo que era evidente, me quede sin palabras.-
- ¡Es la primera vez que oigo a Priscilla Liscolle quedarse sin palabras! – Rió unos segundos y prosiguió ya más tierno conmigo.- No te preocupes ¿vale? Tú solo debes descansar y ponerte bien lo antes posible. Lo demás son cosas secundarias ahora lo importante eres tú. – En ese momento se quedo pensativo.- Tú siempre será mi prioridad. – Dijo al fin mirándome a los ojos con una mirada tierna y dulce que me llenó de ternura el interior. –
- Gracias Ry, gracias por ser como eres. – Le confesé con la misma dulzura, la misma no, era imposible imitar la dulzura de Ryan.-
- No Pris, gracias a ti por descubrir siempre lo mejor de las personas. – Me cogió la mano suavemente entre las suyas y luego me la soltó para acariciarme la mejilla.- No vemos mañana. Hasta entonces, más te vale no meterte en problemas con lo de Moly. – Dijo entre risas y aliviando la tensión que tenía por los gestos que tenía hacia mí. Me encantaban pero me daban mucha vergüenza por que estaba todo el mundo allí, aunque no estuvieran atentos. –
- Te lo prometo. – Le devolví la sonrisa.- ¿Me traes los libros con los deberes que tengáis mañana?
- Claro, tú no te preocupes por esos pequeños detalles que entre April y yo los solucionamos.
- Muchísimas gracias.
- No hay nada que agradecer. Ahora, descansa. Mañana hazme el favor de desayunar y comer. Duerme bien y si pasa algo llama ¿vale?
- Si señor. – Le dije entre bromas.-
- No es broma Pris. Estas muy débil por todo lo que pasó hoy y lo último que quiero, queremos – se corrigió- es que te pongas peor.
- Vale, tranquilo. –Dije mientras le sonreía inocentemente.-
- Duerme bien ¿vale?
- Lo mismo digo. Descansa que tú también tuviste un día muy duro.
- Lo haré, por mi no te preocupes.
- Imposible. –Dije sin apenas darme cuenta que lo estaba diciendo en alto y con él presente, pensé que lo decía para mis adentros. Pero él, por suerte, solo río.-
- Te dejo descansar, mañana nos vemos. – Me dio ese beso en la frente tan dulce y que tanto me gustaba. Todos me dieron besos en la mejilla pero él no. El me lo dio en la frente y con mucha más ternura, como si de verdad lo sintiera.
- Hasta mañana. – Me despedí con una sonrisa que él me devolvió. La suya era mucho más bonita, por supuesto. –
Se fue hacia la puerta donde estaban mi madre, Michael y mi abuela hablando divertidamente. Pensé que no se dieron cuenta de nada de lo ocurrido, cosa que me alegró mucho. Luego mi abuela, Michael y Ryan se dirigieron hasta el pasillo donde estaban Jason y April hablando. Los cinco se fueron para sus casas y mi madre se vino a sentarse a mi lado.
- ¿Cómo estás cariño? – Me preguntó ella.-
- Ahora estoy algo molesta, me duele un poco la pierna y las costillas. – Confesé. La verdad es que me dolía mucho pero no quería que me pincharan mas.-
- ¿Quieres que llame a la enfermera y que te traigan ese sedante tan fuerte que te ponen?
- ¡No! La verdad, mamá, prefiero estar con algo de dolor a que me pongan esa cosa que me aturde por completo.- Solo pensar en aquel sedante ya me daban escalofríos.-
- Como quieras pero ahora vendrán a traerte unas pastillas para que duermas mejor y sin tanto dolor.
- Yo no quiero más pastillas mamá. Soy capaz de dormir así perfectamente. – La verdad es que no creo que pudiera dormir bien pero por muchas pastillas que me dieran mi sueño en esa habitación no sería profundo ni tranquilo. Los hospitales no me gustaban para nada.-
- Priscilla ¿no quieres ir cuanto antes para casa?
- Pues claro. - ¿A quien le podía gustar estar en un hospital?-
- Pues entonces debes tomar lo que te manden y así ir mas pronto para casa. No discutamos ¿vale? Te las tomas y ya mañana si todo esta bien estaremos en casita.- La idea de estar en mi cuarto me hizo asentir con la cabeza.-
Al rato vino la enfermera con un vaso de agua y otro vaso más pequeño con dos pastillas. La enfermera se acerco amablemente a nosotras y me ofreció las pastillas. Yo las cogí no muy agradada y ella se dio cuenta y, en ese momento, me explico que una era para el dolor y que no era tan fuerte como el sedante que me habían puesto y que otra era para conciliar bien el sueño. Yo me las tomé sin más rechistar y ella se fue diciendo el “buenas noche” a lo que mi mente reaccionó con el pensamiento “aquí dentro no pueden ser muy buenas” pero no lo dije en voz alta.
Luego mi madre recostó el sillón donde pasaría la noche. Me daba mucha pena verla allí pero sabía que por mucho que le dijera que se fuera para casa ella no atendería a razones.
Vi como mi madre no tardo en quedarse dormida y yo intenté imitarla. Pero no pude. Mi cabeza no paraba de dar vueltas una y otra vez al asunto de Ryan. Ni si quiera había un mísero hueco en ella para el asunto de Moly, todo giraba en torno a Ryan. Pensé en lo que había escuchado aquella tarde y me di cuenta de que las palabras de Ryan hacía April mostraban muchos sentimientos. Verdaderamente, Ryan era un chico de película, el chico perfecto. Siempre estaba ahí, conmigo, y me cuidaba como nadie pero la preguntaba estaba en el aire ¿lo que yo siento por él es lo mismo que lo que él siente por mi? Deseaba que el me quisiera, que me amara, pero no entendía porque lo deseaba. Quizás a eso se le llamaba amor… No se muy bien lo que realmente era Ryan para mi, lo que sabía fijo era que Ryan era el chico mas maravilloso que conocí jamás…
Quería seguir pensando pero en ese momento mi móvil, que había encendido mi madre antes de irnos a dormir por si pasaba algo tenerlo a mano, sonó con el tono de un mensaje. Primero me fijé si mi madre se había despertado y parecía que no. Cogí el móvil tranquilamente y vi el mensaje. El primer gesto que formuló mi rostro fue la sorpresa, no me podía creer que me mandara un mensaje cuando…


Muchas gracias por los 7 comentarios :D Como prometí, aquí teneís el cap 25 ^^ Espero que os guste y que os deje con la intriga por lo del mensaje :)
A los que siempre me comentaís quería deciros que yo escribiré siempre que vosotros esteís ahí :)
Me apetece que leaís el 26 por que es muy... sorprendente y el 27 es muy... inquietante xD
Espero que os guste y, como siempre, si hay moviminto en el blog subiré por la noche o mañana (depende del movimiento jeje) sino cuando sea el movimiento :D
Si podeis pasaros por mi otro blog: http://cuento-sin-hadas.blogspot.com (aqí subiré ahora)
Muchísimas gracias por todo!!!!
Besos!!!!
Priscilla (:

7 imaginaciones*:

Val* dijo...

OHHHH De quien sera el mensaje??? NO ME DEJES ASÍ, MALA!!
Jeje
Besillos
Val*

Andrea dijo...

eres muy mala,No creo que el mensaje sea de moly vamos,para matarla..

Anónimo dijo...

de quien sera el mesaje de quien sera ..si es de moly me da algo ..:( ojala sea de Ryan ojala xDxD

Arya dijo...

Ooohhhhh...
Yo creo k es d Moly, pero no estoy muy segura... xD
Cuelga más pronto, porfaa!!!
Besos

Gaby ;) dijo...

Aaaaaaaaaaaaw qe lindo Ryan !!!!
es muy tierno
me hipermegaencanta tu bloog ! asdh Cuidatee Pris sigue escribiendo ;)Beesitoos

Anónimo dijo...

AAAAH!!!! Que TERNURA que es Ryan!!! LO AMOOO!!!! El mensaje me da que es de Ryan o de Jason, espero que sea de RYAN!!!

Besos! Espero la prox. entrada!

L*

amy. dijo...

que cielo Ryan(:
te quiero muchísimo!