BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

miércoles, 5 de agosto de 2009

Capitulo 11: Desaparecida

Lo siento por no publicar estos días pero no me iba bien el portatil. Pero hoy os publico dos capitulos nuevos para ver si me perdonais :D Aquí teneís uno. Un besote.

Capitulo 11: Desaparecida

April estaba muy intrigada por aquello que le tenía que contar. Yo estaba segura de que podía confiar en ella pero me costaba decidirme por las palabras que debía utilizar.
- Venga Pris, me tienes en ascuas. ¿Se puede saber lo que me tienes que decir? No me dejes así por favor, sabes que puedes confiar en mi siempre. No me asustaré, te lo prometo. – Me dijo entre risas que me ayudaron.-
- Pues el problema es… Que esta niña, Moly, no me gusta nada
- ¡Eso ya lo sabia! ¡menuda novedad! – dijo ella interrumpiéndome-
- Espera que aún no acabe impaciente. Bien, decía que Moly tiene algo que no me gusta a mayores de lo que ya sabemos. Es como si estuviera tramando algo que nos quisiera fastidiar a nosotros, a todos. Como si tuviera entre manos una venganza… No se como explicarme pero me huele mal todo este asunto. Creo que quiere herirnos de alguna manera y espero por el bien de todos que no sea nada malo y que se quede en sus pensamientos pero después de todo lo visto… Me gustaría que si en cualquier momento ves en cualquier actitud o algo que mi sueño se esta encaminando a la realidad tú lo evites de cualquier manera o que me avises pero ¡por lo que mas quieras que no se cumpla!
- Tranqui Pris, yo haré todo lo posible para que no se cumpla. No te preocupes, estamos juntas en todo esto. Y ahora va ser mejor que vayamos con los demás que se nos hizo tarde y luego protestan ¿Quieres que le contemos todo esto o prefieres ahorrártelo mientras no veamos nada “raro”?
- Prefiero que no sepan nada… No quiero parecer paranoica por un sueño. Mientras no pase nada nos callamos…
- Como decida la señorita. Pero ahora saca una sonrisa que parece que venimos de un funeral. – Me dijo sonriéndome-
Intenté sacarla del alma aunque no me apetecía nada no quería parecer preocupada por algo que no sabia si ocurriría. Sonreí.
- Esta es mi niña. Venga vamos. – Me dijo con otra gran sonrisa y en camino donde quedáramos con los demás.
Nos reunimos con Martina, Brooke, Ryan y Alex que estaban en el parque esperándonos mientras miraban el libro de matemáticas.
- Ey chicas ya pensábamos que no llegabais. – Dijo Ryan dirigiéndose a nosotras con su brillante sonrisa de ángel que tenia que reconocer que… me maravillaba.-
- ¡Hola Ry! Es que el madrugar no va con nosotras – dijo April guiñándome un ojo de cómplice-
- No hace falta que lo jures – Dijo Alex mientras le daba unas palmaditas en la espalda compadeciéndola.-
- ¿Y tu, Pris? ¿También se te pegaron las sábanas? – Me dijo Ryan mientras se acercaba a mi, cosa que me aceleraba el pulso como una niña tonta-
- Si, algo por el estilo – Le dije con un sonrisa. Y cuando me iba a apoyar su brazo en mi hombro suena el timbre-
- ¡Leches! Que rápido sonó…- Dijo Ry-
Nos fuimos a clases. Las primeras clases fueron: matemáticas, historia y francés. En matemáticas nos pusimos como parejas para hacer un trabajo de ecuaciones. Martina se acercó a mi y me pidió si quería ser su pareja. Acepte encantada ya que eso de escoger parejas nunca me gustó nada. En el tiempo que estábamos resolviendo las ecuaciones me di cuenta de que Moly, para variar, no nos quitaba el ojo de encima y eso me ponía muy nerviosa. Pero intentaba concentrarme y no ponerme histérica y con la ayuda de Martina fue mucho más fácil.
Luego nos tocó historia a la que solo asistía Brooke y April. Los demás iban a taller de lengua así que me tocaba acompasarme con ella. Por suerte en esa clase creo que no estaba Moly, al menos no la vi. No hicimos nada mas que leer unas cosas de la Grecia antigua y poco mas así que esa clase se pasó bastante lenta. Después francés, menudo suplicio… El idioma no me resultaba muy difícil, aunque prefería el español que se parece mucho mas al que yo hablo desde que nací – el italiano-. Lo que me molestaba de la clase de francés era la profesora… Desde que llegué la tiene tomada conmigo. Como yo nunca estudié francés y voy algo mas atrasada que los demás en asignatura pues ella se lo toma como si fuera tonta. Me pone enferma… Pero se acabó pronto porque Martina se puso a mi lado y Alex detrás y así me ayudaron mucho mas. Y al fin recreo. Salimos a comer algo por que April y yo desayunamos temprano y estábamos muertas de hambre. Luego un chico del otro grupo nos invitó a jugar al fútbol pero a mi los deportes no me van nada, soy muy mala. Así que les dije a ellos que fuera, que por mi no se preocuparan. Pero Ryan insistió en quedarse conmigo para que no estuviera sola y que luego los dos teníamos gimnasia y así no se agotaba mucho – solo teníamos educación física nosotros dos porque los demás les tocaba ciencias, cambio de horarios.
- Bueno Pris ¿quieres hacer algo en especial o nos sentamos a ver como juegan y fastidiarlos? – me dijo con su típica sonrisa de ángel y sus ojos que brillaban a la luz.-
- Pues no tengo nada especial en mente así que podemos verlos si te apetece.
- Vale, pues vamos a pillar un sitio cómodo que los mejores sitios vuelan.
Me llevó a un sitio cerca del centro del campo y nos acomodamos.
- ¿Qué te parece Nueva York? ¿es de tu gusto?
- La verdad es que me estoy adaptando mejor de lo que pensaba. No estaba acostumbrada a realizar cambios tan bruscos pero vosotros me ayudasteis mucho siendo mis amigos.
- Oh nosotros también estamos muy contentos de conocerte. ¿Sabes? Eres un chica muy simpática. A mi me fascina verte hablar, tienes mucha facilidad de relacionarte y eso se agradece.- Me volvió a decir con su sonrisa que hizo que mi corazón se quedara sin latidos.-
- Muchas gracias Ryan, eres muy amable. Vas a hacer que me ponga colorada y todo – le dije ya colorada.-
- Jajajaja yo soy todo un galán. Pero Jason me gana.
- No lo dudo pero cuidado con la sonrisa de ángel, es muy traicionera.
- Mi arma letal – me guiñó un ojo y me volví a quedar paralizada-
- Yo también vengo de lejos. No soy del todo americano aunque llegué con 3 años. Mi padre es argentino y mi madre de Suecia y acabamos aquí.
- Vaya cuanta mezcla. Es estupendo, me encanta.
- A mi me encanta que te encante jajajajaja.
- Y a mi me encanta que te encante que me encante – En eso no me podía ganar, con April practicaba mucho-
- Vale me rindo – me volvió a poner su sonrisa- ¿Viste ya algo mas de Moly?
No sabia que decirle… La verdad es que tenia ganas de decirle que si, que viera todo esto ya que a Ryan, al igual que a April y Alex, la consideraba mucho mas involucrado que los demás. Así que se lo iba a contar.
Le conté todo lo mismo que a April y el se sorprendió mucho.
- Esta tarde vamos Alex, April, Martina, tu y yo a enseñarte la cabaña y así miramos un poco lo que hay por ahí y nos quedamos todos mas seguros, a mi esto no me gusta.
- Me parece una buena idea – le dije devolviéndole la sonrisa-
- Eso si, antes vamos a tomar un batido que yo con el estómago vacío no puedo pensar
Al segundo llegaron los demás y Ryan les contó la idea que tenia. Y por no perder la costumbre, Brooke no venia.
Fui a clase de educación física con Ryan que se ofreció para ser mi pareja en un ejercicio de voleibol. Cosa que le agradecí mucho porque el sabia mucho de deportes y así yo no cantaría tanto de lo mal que lo hacia.
Después nos reunimos Martina, Alex, April, Ryan y yo para comer algo en la cafetería del instituto y luego a por el ansiado batido de Ryan y al fin para lo de Moly.
Cuando encendí el móvil tenia 17 llamadas perdidas de mi madre. Pensé en llamarla y decirle que estaba bien pero a esa hora estaba trabajando igual que Michael así que mejor llamar a mi abuela y cuando llegara a casa mi madre le dijera que llamara.
- Hola abuela ¿Qué tal?
- ¡¡Priscilla!! ¿Dónde te metiste? ¿Sabes lo preocupados que estábamos? ¿Cómo se te ocurre?
- Tranquilízate abuela, estoy bien. Bajé tan temprano por lo de historia. Necesitaba esos apuntes y April se ofreció en dejármelos por eso fui tan temprano.
- Ya ya ya pero ¿Cómo nos comiste en casa? Nos tenias con el corazón en la mano hija nunca hiciste eso. Tu actitud fue de una chica muy irresponsable ¿Sabes como esta tu madre?
- Tranquila por favor. Comí con mis amigos en la cafetería del colegio y comí muy bien. Aproveché para aclarar unas dudas sobre la clase de francés que ya sabes que no tengo mucha idea y ahora para relajarnos vamos a tomar unos batidos y a dar un paseo. Creo que es justo después de que me ayudaran tanto.
- Pero chiquita tu madre esta histérica en el trabajo. Va venir derechita para casa, ni se va a parar a estar con Michael. Como se entere que aún no llegaste te va a matar.
- Abu, por favor, déjame ir a tomar el batido y me quedo sin el paseo. Voy directa para casa pero por lo menos el batido. Llegaré antes que mamá, lo prometo, pero no digas nada.
- Esta bien. Pero llega antes que ella por que sino yo no respondo. Y prométeme que no lo vas a volver a hacer que casi nos da algo cariño.
- Si lo prometo. Muchas gracias, eres la mejor. Te quiero.
- Yo también pequeña.
Colgué el teléfono y me dirigí a decirles que no podría ir con ellos a lo de Moly pero por lo menos podría ir a lo del batido.
- ¿Problemas? – Me dijo Martina mientras se venia a darme un abrazo-
- Nada que mi madre estaba preocupado por lo de esta mañana así que tengo que estar antes de las ocho y media tengo que estar en casa así que solo me da tiempo al batido.
- Oh vaya que rabia. Bueno podemos ir ahora a por nuestro mega batido, nos lo pasamos bien y para quedarnos mas tranquilos vamos nosotros después a lo de Moly y mañana te contamos. Luego pides permiso y mañana regresamos todos ¿Qué os parece la idea? – Siguió diciendo Martina-
- Me parece una gran idea. Pero vamos, no perdamos tiempo del batido. – Contesto April-
Y nos fuimos a tomar nuestro batido…

0 imaginaciones*: