BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 30 de julio de 2009

Capitulo 10: Espia...

No me daba dormido, todo eso era demasiado fuerte.
- ¿Por qué a mi? – pensé en voz baja- Ya me estaba acostumbrando a esta ciudad y acababa de hacer amigos ¿Por qué no puedo actuar y ser como un/una mas?
Era inútil pensar así. No se porque pero ese sueño me daba tan mala espina que no podía evitar pensar en enviarle un mensaje a April para avisarla… Pero eran las cuatro de la mañana, lo más probable es que tuviera el teléfono apagado o ni se enterara de mi sms hasta la mañana siguiente que ya lo podría ver y además oír de mi boca. Respiré e intente calmarme. Estaba demasiado alterada por el sueño y la pesadilla, debía tranquilizarme e intentar conciliar de nuevo el sueño o parecería un zombi de estar dos noches sin dormir. Era imposible… Estaba demasiado alterada… Ese sueño fue espantoso, asqueroso… Lo reconozco, tenia miedo, mucho miedo de que se hiciera realidad. Parezco una loca obsesionada al decir esto, pero ya tuve mas experiencias en Italia y no me gustaría tenerlas aquí de nuevo, volver a empezar, volver a ser diferente…
- Diferente… – suspiré-
Esa noche no pude dormir nada y cuando vi que por la ventana entraban los primeros rayos de sol decidí llamar a April pues era la única que me diera su número de teléfono.
- Diga… - dijo ella dormida. Se le notaba molesta por que le habían interrumpido el sueño, le había interrumpido el sueño, mejor dicho.-
- Hola April soy Priscilla. Siento despertarte a estas horas pero necesito hablar contigo, es importante.
- Ahhhhhh… - bostezó- Buenos días Pris. Dime, ¿de que tienes que hablarme?
- ¿Te importaría que fuera en persona? No me importa decirlo por teléfono pero me sentiría más cómoda si te lo digo a la cara.
- No, no me importa ¿Te parece que te pase a buscar en media hora?
- Si, perfecto. Muchas gracias April créeme que lo considero importante.
- No lo dudo. No te preocupes madrugar tendría que hacerlo de las dos maneras – Dijo graciosa para que no me sintiera mas culpable- Nos vemos ahora, besos-
- ¡Vale!, Besos. – colgué el teléfono.-
Di un brinco hacia el suelo y me dirigí a la puerta. Vi que nadie se despertara aún y decidí ducharme rápido, vestirme y bajar a desayunar. Si aún no se despertaran les dejaría una nota para que no se preocuparan.
Fui al armario y cogí lo primero que vi. Unos vaqueros claros y rotos con una camiseta blanca que tenía del estilo de los vaqueros. Cogí mis converses negras gastadas y me fui a la ducha. No tardé mucho, unos cinco o diez minutos. Me peiné como pude con el pelo mojado ya que no quería usar el secador para no despertar a nadie. Acabé haciéndome una coleta desigual. Volví a mirar a ver si había alguien despierto y seguían durmiendo, miré el reloj. Las siete menos diez. Demasiado temprano para que alguno se despertara, hasta las siete y media u ocho como mucho no se despertarían. Así que decidí hacerme el desayuno yo misma y preparar la nota ya que April no tardaría mucho más en llamarme.
Me hice la leche en el microondas intentado hacer el menor ruido posible. Cogí unas galletas que había dejado el día anterior, envueltas en su paquete. Me las tomé bastante rápido y mirando la hora del reloj, quedaban cinco minutos para que April me llamara. Me fui a coger las cosas del colegio y el abrigo. Le escribí la nota sin tener mucha idea que decir:
Me tuve que ir antes de la hora porque quedé con April en que me pasaba unos apuntes de historia que me faltaban para hacer una actividad. No os preocupéis que ya desayuné, me duché y recogí todo. Le dejé a Nala comida y agua pero por si acaso miradle a ver si le falta algo. Luego os llamo. Mamá no te alarmes. Besos, Priscilla.
La dejé encima de la mesa de la cocina para que la vieran nada mas bajar y me dirigí a la puerta de salida. Salí y bajé las dos escaleras que tenia la entrada de mi casa.
No pasó mucho tiempo cuando vi llegar a April por el frente con su sonrisa mañanera.
- Buenos días madrugadora – Me saludó- ¿Qué era eso tan importante que te tenia angustiada?
- Buenos días, perdona que te despertara pero tuve una pesadilla que me gustaría contarte. Tampoco quería alarmar a los demás y como solo tengo tu número te tocó ser la víctima de mi histeria – Dije con una sonrisa-
- Pues encantada de ser tu víctima – Dijo ella con una carcajada- Y pues ¿Qué te pasa? Te noto muy asustada. ¿Qué le pasaba al sueño o pesadilla que tuviste?
- Mas bien pesadilla – le respondí- Era siniestra, una de las peores que tuve en toda mi vida. Trataba de lo que hablamos ayer de Moly y de nosotros – me estremecí y ella me arropo con sus abrazos.
- Tranquila, respira y sigue – me dijo con la sonrisa en los labios.-
- Veras, como os conté yo tengo estos sueños extraños que se cumplen. Como si fueran visiones que no pudiera evitar y esta pesadilla que hoy tuve fue uno de ellos. Trataba de tu y Alex. Bajabais los dos en la bici de Alex para llegar a tiempo a tu casa, el te llevaba porque habías quedado con tu madre a las siete y ya pasaban diez minutos. No querías que te riñera y Alex se ofreció para llevarte mientras los demás y yo nos íbamos juntos para casa. Íbamos a cruzar la carretera cuando oímos un choque. Era en la cuesta, en este caso subida porque baja, del parque. Alguien había pinchado la rueda de atrás de la bicicleta y manipulado los frenos. Nosotros fuimos corriendo y yo vi a Moly detrás de un árbol con una sonrisa mala. Alex estaba bien pero tu estabas inconsciente en el suelo con muchas heridas en brazos y piernas. Habíais chocado contra la moto de Jason que llevaba a Cassandra. Ella estaba intacta pero Jason había salido disparado contra un árbol y también estaba inconsciente. En ese momento me desperté. – Respiré hondo y agaché la cabeza porque lo que estaba diciendo sonaba a película de ficción.
- Vaya… Es impactante aun que no vaya a ocurrir solo oírtelo contar te pone los pelos de punta – Dijo ella con mirada de espanto-
- April no quiero asustarte con mis estúpidos sueños ni nada pero por favor, haz memoria ¿Esta semana tienes algún compromiso sobre las siete? – pregunté para saber si algo coincidía-
- Que yo sepa no pero si me sale te avisaré de inmediato. Hay que contárselo a los demás. Tranquila, te creemos. Aun que, ahora que lo pienso… - Dijo intrigada…-
- ¿Qué? – Exclamé asustada-
- Ayer de noche, después de recibí tu sms me metí en la cama pero me olvidara de cerrar las cortinas. Me dirigí a ello y vi una sombra que miraba seriamente hacia mi ventana, no le di mucha importancia hasta que le vi la cara con la luz de la farola. No se si será un espejismo de esos pero creo que vi a Moly – Dijo ella media extrañada de sus palabras-
- Eso es ¡muy peligroso! – dije pensando en las palabras de aquel día en Verona de mi abuela-
- ¿Por qué – preguntó ella extrañada. – Vale que tener a Moly por ahí espiando no es plato de buen gusto pero ¿tanto para ser peligroso?
- Si, esto ya ocurrió antes, ya me ocurrió antes. Es muy peligroso. Escucha April…. – Le iba a decir lo que aquel asqueroso día vimos mi abuela y yo y porque era tan peligroso, mucho mas que peligroso… Aquella niña, Moly, tenia algo que no podía explicar con palabras…-


Como veís el blog no es el mismo. La dirección y el decorado cambió radicalmente y es gracias a Marta (http://lasaparienciasnove.blogspot.com/) que tiene mucho arte con el photoshop y la decoración porque si es por mi con lo patosa que soy mal iba xD. Espero que os guste como quedó (a mi me encanta!!!!) y que disfruteis de el.
Gracias PoloSur, eres la mejor :D Te Quiero (LL.

1 imaginaciones*:

Val* dijo...

WoW, cada vez es mejor!
Te quedó muy bien el blog!!!! Y la historia ya empieza a coger acción jeje!^^
Bueno, sigue así, felicidades por tu fantástica historia!
Besos
Val*