BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

lunes, 21 de diciembre de 2009

Capitulo 58: Misterioso objeto

En la mesilla de Ryan se podía ver una foto que tenía de Savannah con sus padres y sus abuelos, una foto muy familiar que demostraba el corazón tan sensible que tenía Ryan.

También había una especie de libreta-diario negro con un bordado en blanco. Eso me llamó la atención, pero me parecía de muy mala educación cogerlo y observarlos por muy novia suya que fuera. Así que me dediqué a seguir mirando las demás cosas, sin poder olvidarme de aquella extraña libreta. Pero intenté centrarme en el despertador, fotos... Que tenía allí.

No se la razón de porque pero un impulso que salió de mi hizo que acariciara esa extraña libreta que algo tenía, algo en mi interior me lo decía.

Pero en ese instante entró Ryan con un botiquín de medicinas. Me miró con ojos sorprendidos y yo aparté la mano al instante de aquella libreta-diario. No quería que se enfadara.

- ¿Que rebusca mi novia cotilla? - Intentó bromear él. Pero se le notaba algo inquieto por que yo descubriera esa libreta, aun que no lo quería mostrar.-

- Nada... - Intesté sonreír.- Estaba mirando que tenías en la mesilla. Sales muy guapo en la foto con tu familia, es preciosa. Me encanta. - Le dije con dulzura.-

- Gracias, me gusta mucho ya que sale mi abuelo que falleció hace dos años y bueno, no hablemos de cosas tristes.- Dijo con el rostro bajo.-

- Yo no quería... Lo siento Ry, no era mi intención.- Le contesté apenada mientras él se acercaba a mi para sentarse en la cama conmigo.-

- Tu no sabías nada Pris, no tienes que pedir perdón de nada... - Contestó él mientras me acariciaba la mejilla.-

- Yo también perdí a mi padre... Se lo que se siente, créeme. - Le respondí intentando darle a entender que entendía su dolor.-

- Lo mejor es olvidar el pasado y quedarse solo con el buen recuerdo de la gente que ya no está.- Me sonrió y yo lo imité.- ¿Sabes? Quiero una foto tuya para ponerla en la mesilla, con la gente que quiero.

- Que lindo eres Ry, es un gesto muy bonito. Te daré una o nos la sacamos juntos. - Le contesté animada.-

- ¡Me encanta la idea! Podemos salir un día los dos solos a sacarnos fotos, pasar el día juntos haciendo lo que mas nos guste. - Propuso animado.-

- Estaría encantada. - Le sonreí muy alegre.-

- Pues ten todo preparado porque te iré a buscar un día y pasaremos esa tarde juntos.

- ¿Y si tenemos algún compromiso? - Pregunté.-

- Yo me encargo de todo, lo tendré todo muy bien planeado.- Me contestó muy seguro.-

- Que preparado tú. - Bromeé y él rió.-

- No sabes cuanto. - Los dos reímos.-

- Bueno vamos a ver esa herida. - Cambié de tema mirando preocupada esa herida de la ceja.-

- Ya te dije que no es nada... Pero como eres tan cabezota, aquí te traje el botiquín. - Me contestó enseñándome el maletín que tenía en sus brazos.-

- ¡Así me gusta, que seas obediente! - Le bromeé.- Vamos a curarte

- ¿Acaso eres enfermera? - Volvió a preguntar con su tono pícaro.-

- Lo seré por un día para ti. - Le añadí siguiéndole el tono.- Pero en mi anterior colegio nos enseñaron primeros auxilios o como curar heridas cuando éramos pequeños y creo que aún me acuerdo.

- ¡Miedo me das! A ver si me la dejas peor... - Siguió bromeando.-

- Mas miedo me das tú y no me quejo. - Le dí un leve golpe en el hombro y el se quejó como un bebé.- ¡No seas crío y déjame curarte!

- Vale... - Me contestó resignado pero con gracia.-

Yo cogí el botiquín que tenía Ryan y busqué el alcohol para desinfectar y una gasa para echarlo. Lo encontré y lo eché con cuidado. Ry apenas se quejó y cuando lo hacía , yo le sonreía y él no volvía a quejarse. Luego busqué un líquido cicatrizante y se lo eché y luego le puse un pequeño parche ya que la herida no era muy grande. Apenas se le veía pero tenía miedo a que se le pudiera infectar.

- Bueno, esto ya esta listo ¿Fue para tanto? - Le pregunté con segundas.-

- La verdad es que eres buena enfermera. Te llamaré cada vez que me pase algo. - Me contestó besando mi frente con dulzura.-

- ¡Espero que nunca te pase nada! - Le contesté.-

- Bueno... Si me cuidas tu no me importaría tanto. - Repuso él dulce.-

- Eres un amor Ryan. - Le besé la mejilla y luego mi mirada, inocentemente, se fue de nuevo hacia el cuaderno que Ryan tenía en la mesilla. Me llamaba demasiado la atención, algo me lo decía por dentro ¿Que sería? Ryan era tan misterioso a veces que hasta daba miedo...-

- Ry, no quiero ser cotilla pero... ¿que tanto tienes en ese cuaderno? - Su rostro cambió por completo. -





¡Holaaaa! Traigo buenas y malas noticias snif snif...

A ver la buena es que tendré mas tiempo para escribir tanto esta novela como Víctimas y otra que tenía en mi mente (pero por ahora no publicaré ;) ) Así que todo estará mucho mas adelantado y yo sin tanto agobio y apuro. También tengo la buena noticia de que estoy mucho mejor, tengo vacaciones y puedo volver a ''ser yo''. Así que hasta ahí todo bien.

Quería decir (muchas cosas pero la mayoría se me olvidarán..) que leo vuestros comentarios a través del móvil. Muchísimas gracias por desearme que me recuperara y por vuestros ánimos, por eso os tengo tantísimo cariño :D Tanto que os tengo presentes todos los días ^^

Ahora la mala noticia... :(... Me dieron las vacaciones, tanto a mi como a mis padres, y las navidades hay que pasarlas en familia y yo como tengo que viajar tanto pues no estoy cerca de ellos precisamente.. Además que tengo la familia repartida por varias ciudades y bueno que tendré que estar viajando en vacaciones e irme de viaje implica que podré leer vuestros comentarios (a través del iphone) pero no podré publicar. Podré escribir muchos capítulos pero no los podré subir.. Tengo pensado pasar los que tengo escritos a mi mejor amiga en arch. word pad para que los pueda subir ella en cuanto encuentre un hueco. Y los que vaya escribiendo pues los guardo en el USB y se lo doy a ella que lo pase a su ordenador y que los suba en cuanto pueda. Lo bueno es que ella es mi mejor amiga y se que me hará ese favor, aun que no pueda subir todos los días podrá subir una vez a la semana o así según como pueda yo mandárselos también. Lo malo es que no estaré yo para ponerme al día con los blogs... Aun que no pueda dejar comentarios, los leeré a través de iphone y así me pongo al día y en cuanto vuelva (después de Reyes mas o menos) podré llenaos a tantos comentarios que no podréis respirar xD

Otra cosa mala es que dudo que me pueda conectar al msn.. Os echaré muchísimo de menos a todas con las que hablo, prometo intentar conectarme en cuanto tenga un ratito (en casa de alguno de mis tíos que lo tienen y así se lo robo un ratito xD) pero no estaré mucho snif snif.

Bueno era eso, creo que se me olvida algo pero no me acuerdo :/

Intentaré subiros un ''último'' capítulo (por mi, me refiero en este año xDD) mañana o pasado porque el miércoles ya empiezo a viajar. Eso es bueno para mi porque tengo ganas de vacaciones y viajar aun que sean muchas horas (H) pero malo porque os echaré de menos.. :'(

En fin que ya me voy. Espero que os guste el capítulo porque ahora es donde empieza lo ''intrigante'' y yo me voy en lo peor xDDD pero no os preocupéis ;D
OS QUIEROOOO
Supongo que podré subir mañana o pasado pero igual:
Feliz 2010, que lo paséis muy bien, que os traigan muchos regalos, portaros bien :P, no os empachéis a comer que es malo xD y bueno feliz navidad en general o felices vacaciones de invierno ^^
Besitos

jueves, 17 de diciembre de 2009

Capitulo 57: Lo conseguí

Yo estaba muy nerviosa ya que sabía que era una torpe para esas cosas y tenía mucho miedo de caer y hacerme daño.
Ryan me agarró la mano y me puso frente al árbol. Tocó mi tobillo con cuidado y me lo puso encima de una rama baja que había en el árbol. Yo hice lo que él me señaló y así fuimos poco a poco. Ryan iba detrás de mi y me agarraba por la cintura cuando veía que me tambaleaba o que estaba insegura, casi todo el rato.
Me costó demasiado subir hasta la rama del árbol que estaba en frente a la ventana. No era muy alto pero me daba miedo igual, por eso me costó llegar.
Una vez que llegué a la rama, me intenté sentar en ella y luego sentí como Ryan se ponía detrás de mi y me besó el cuello ligeramente pero haciendo que por mi cuerpo recorriera un escalofrío.
- ¿Tan difícil fue, pequeña? - Me preguntó Ry al oído. Yo me giré y le sonreí.-
- ¿Pequeña? Verás ahora. - Me deshice como pude de los brazos de Ryan y me puse delante de la cuerda.-
Estaba harta de que todo el mundo me tomara por débil. Era verdad que era un poco débil y torpe, pero no necesitaba que siempre me tuvieran como tal.
Así que ahora le quería demostrar a Ryan que podía yo sola. Me daba mucho miedo pasar agarrada a la cuerda ya que tenía que hacerlo con las manos y yo no tenía mucha fuerza en esa parte del cuerpo... Pero mi orgullo me decía que lo hiciera, así que me lancé a ello.
Me agarré con las manos a la cuerda y noté como Ryan hacía lo mismo pero atrás de mi. Yo avanzaba despacio pero segura.
Cuando llegué a la mitad del camino, mi brazo flojeó y solté un poco la mano. Noté como Ryan se asustó y, no se como, me adelantó para ponerse delante de mi y extenderme el brazo que yo cogí y me fue de ayuda.
Con su ayuda llegué hasta la ventana. Él entró y luego me cogió en brazos y entré yo también.
- No te decía pequeña en forma obscena, sino de forma cariñosa.- Me dijo mientras nos adentrábamos en la habitación que estaba a oscuras. Nada mas alumbraba la luz de la luna.-
- Ya... Pero es que todo el mundo me tiene por débil y puedo cuidarme... - Dije resignada.-
- Yo no te tengo por débil. Te tengo por la chica mas fuerte y mas valiente del mundo. Yo aprendo mucho de ti, aprendo la humanidad y ingenuidad que desprendes. Para mi eres de envidiar, pequeña. - Noté como en su rostro se formaba una nueva sonrisa angelical que tanto me gustaba.-
- Eres perfecto. No se cuando, como ni donde descubrí que te amaba pero lo que si se es que eres perfecto. - Noté como el rostro de Ryan se enfriaba pero no le di mayor importancia.-
- Te amo Priscilla. - Me acarició la mejilla y me besó dulcemente como siempre.-
Me agarró de la mano y me señaló la cama donde un día de lluvia me confesó con indirectas que me quería.
Me senté en él y miles de recuerdos invadieron mi mente mientras Ryan prendía suavemente la luz de su habitación.
Cuando la luz llegó a mis ojos, mis pensamientos se desvanecieron y volví a la realidad. Me acordé de la herida de Ryan y lo que le debería de doler. Así que me levanté y me dirigí hacía él que estaba, en el otro extremo de su inmensa habitación, prendiendo la luz.
- Ry, ¿dónde tienes un botiquín o desinfectante para curarte esa herida? - Pregunté mientras él se daba la vuelta.-
- Pris estoy bien de verdad, no me duele en absoluto ¿Acaso piensas que el estúpido de Jason pega tan fuerte?
- No seas estúpido tu Ryan. No pienso eso de Jason, o si, según. Lo que pienso es que tienes un herida con mala pinta y que no quiero que te pase nada por que te quiero demasiado. Así que hazme el favor de decirme donde hay eso. - Dije con cierto tono de sabiduría. Me encantaba dar esas explicaciones cuando sabía que tenía razón.-
- Cuando pones ese tono de señorita Priscilla me haces mucha gracia. - Bromeó él mientras me besaba suavemente en la mejilla.- Voy a buscar lo que me pediste porque sé que hasta que no me la cures, no pararás.
- Como me conoces. - Le besé suavemente en los labios y él me cogió por la cintura y me dio un beso mas apasionado que el mío. Yo me quedé algo sorprendida por la acción de Ryan, pero no me desagradaba.-
Deshicimos el beso y Ryan se marchó a buscar lo que le había pedido. Yo, mientras, me senté en la cama de Ry y observé su mesilla.


Esto es un copia y pega para mis dos blogs. Siento que sea así, de verdad, pero no encuentro otra manera. Vengo de estar todo el día (desde las 11:25 de la mañana hasta las 23:32 de la noche) en el hospital. Estoy malilla pero vosotros no tenéis la culpa de ello.
Se que estoy perdiendo seguidores por no ir a sus blogs y firmarles, como siempre solía hacer, y esas cosas. Pero entre este último mes que fue para mi uno de los peores y ahora que estoy enferma pues no estoy bien. Podría pasarme por todos y poner el típico copia y pega de “Hola siento no haberme pasado antes e ir atrasada leyendo tu historia, pero no tuve tiempo. En cuanto pueda, lo hago.” No quiero hacer eso porque me duele mas pasarme por todo esos blogs que amo (el de Gaby, Lore, Val, Elea, Atenea, Soljade, Nina, Hibbyta, Andrea y un larguísimo etc que sabéis daros por aludidos) y no poder leerlos pero si firmar. Prefiero recuperarme del todo y con ello poder leer de verdad y con esmero esos blogs que amo tanto. Porque si me paso y firmo solo ''quedo bien'' pero en realidad lo que a mi me gusta es leer y comentar sobre lo que he leído.
Siento perder seguidores por esto o perder comentarios pero es que no quiero ser falsa a mi misma por firmar sin leer.
Yo prometo que cuando este bien me pondré con muchas ganas y esmero a leerlos y luego mis comentarios serán maxi grandes:D
Ahora dejo el capitulo y espero que os gusteee ^^ Quizás suba mañana o el sábado, pero será un subida rápida ya que tengo que estar en reposo y no me dejan estar en el ordenador mucho tiempo -.-' Pero como tengo dos capitulos adelantados, de cada historia, pues intentare (no puedo prometer nada porque no se como estaré yo... es un ''quizás'') subirlos para ''compensar'' un poco mi perdida hacía vuestros blogs snif snif... Como los echo de menos...
Gracias a todas las que seguís conmigo, las que sois grandes amigas para mi aunque sea a través de una pantalla, las que me alegraís el día con vuestros comentarios sobre mi blogs... Gracias a todas por estar ahí. Y de nuevo, perdón.
No olvidarse de que os quiero mucho, muchísimo, soís taaaan importantes en mi vida que sino es por vosotros estaría sumida en tristeza :)

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Capitulo 56: Yo ahí me mato

Ryan me miró y se rió con una sonrisa que me encandilaba ya que tenía un tono de picardía, otro tono de angelical y otro de seguridad. Era increíble.
Yo lo miraba interrogante y expectante a la vez. No sabía que iba a hacer y tampoco es que me fiara mucho de sus ideas.
Él me miró como diciéndome que me quedara quieta dónde estaba y eso fue lo que hice. A continuación vi como Ryan se dirigía a un árbol que estaba a unos metros de la parte izquierda de la casa.
Era un árbol bastante grande pero no muy espacioso. Parecía fuerte pero estaba demasiado lejos de la ventana como saltar de él hacía la casa, así que me puse nerviosa al pensar las ideas que se le pasarían por la cabeza a Ryan en ese momento.
Vi como Ryan se ponía frente al árbol y empezaba a prepararse para escalar. Pero yo no lo iba a permitir. ¡Si se caía se podía matar!
- ¡Ryan ni se te ocurra escalar ese árbol! - Le grité, sin llegar a molestar a nadie mas que a él, para que parara.-
- Pris tranquilizate que hice esto mas veces. No pasa nada, además no está tan alto. - Me contestó muy seguro de lo que hacía.-
- ¡Ya, ya! ¡Estás loco! Vale, supongamos que tu subes pero ¿y yo? ¡ni loca me subo ahí arriba! Con lo torpe que soy de seguro que me mato. - Le contesté llena de razón hacía mi.-
- Tranquila Pris. Jamás te pondría en peligro ¿Acaso lo piensas? - Ryan se acercó a mi lentamente y me miró a los ojos. Yo me derretí con su mirada y tuve un escalofrío, tenia una mirada tan penetrante.-
- Ryan el mayor peligro que pasaría por tu culpa es que te fueras de mi lado porque, para mi, eres mi ángel de la guarda. - Contesté sonrojada pero de corazón.-
- No sabes cuanto te llego a amar Priscilla. - Me besó dulcemente un instante. Luego se separó y me volvió a mirar.- Ahora fíate de mi ¿vale?
- ¿Qué pretendes hacer? Si me lo explicas, quizás y solo quizás lo haga... - Dije no muy convenida.-
- Voy a escalar el árbol y voy a ver si está en la rama la cuerda que yo dejaba cuando era pequeño y me escapaba en mis castigos sin salir de casa por el árbol. Si esta la cuerda, bajaré y lo escalamos juntos y de allí ataremos la cuerda para llegar a la ventana de mi habitación. Son las travesuras de los niños pequeños. - Burló él lleno de ternura.-
- Eres tan tozudo que sé que no te podré decir que no, así que sube pero por favor ten ¡mucho cuidado! - Dije preocupada.-
- Si tu me lo pides, hago lo que me digas. Pero esta es la única idea que tengo para entrar en casa. Lo hice muchas veces Pris, no te preocupes. -
Ryan subió lentamente pero ágil por el árbol. Yo estaba muy nerviosa, tenía miedo que se hiriera. Por fortuna Ryan subió mas rápido de lo que pensaba y encontró la cuerda que ató a la rama del árbol y luego con el otro extremo ató otra rama mas pequeña que estiró hacía la ventana que justo daba a su cuarto. No se con que habilidad, pienso que Ryan tuvo que tener muchos castigos para aprender eso, abrió la ventana.
- ¡Ya está! - Ryan bajó mucho mas rápido de como subió al árbol. Se acercó a mi con una sonrisa de satisfacción.- Sí, me castigaron mucho. - Me contestó él como su supiera lo que pensaba. Los dos reímos pero luego me puse mas seria.-
- ¿Y ahora que? - Pregunté preocupada y mirando la altura del árbol. Estaba segura que me caería nada mas intentar subir ese alto árbol.-
- Pues ahora subiremos el árbol, te ayudaré. Y cuando estemos arriba, saltaremos a la habitación y ya. - Dijo como si fuera muy fácil.-
¡Yo me voy a matar tan pronto intente escalarlo! ¡Y ya no hablemos de saltar de un extremo a otro! Yo soy muy torpe Ry... - Dije media avergonzada.-
- Siempre estaré a tu lado ¿Confías en mi? Te prometo que no te pasará nada.
- Confío en ti, pero... - Dudé unos momentos.- Está bien.- Me decidí y me encaminé hacía el árbol lo mas rápido que pude para no darme tiempo a arrepentirme.-
- ¡Frena ahí alpinista! - Me bromeó Ry.- Creo que primero deberías quitarte los tacones...- Miró mis zapatos que tenían un tacón potente y yo me di cuenta que no podía subir con ese calzado.- Quitatelos, los llevo yo no te preocupes.-
Me desabroché la hebilla que tenía el zapato y me quité con cuidado el tacón. Puse mi pié descalzo en la hierva que estaba fría por la noche. Un escalofrío recorrió mi cuerpo, sentir la hierva fresca en mis pies descalzos era una sensación increíble.
Ryan cogió mis zapatos y se los enganchó en el cinturón que llevaba. Luego me cogió la mano y me animó a escalar el árbol.

¡Hola! Ya regreso de mi viaje para volver :D Iba a subir dos caps seguidos pero debido a los escasos comentarios subo este :/ La verdad es que me da mucha rabía porque se acerca la parte mas misteriosa de la historia, y repito que no es solo Moly la que tiene secretos ocultos, y apenas se irán viendo en los siguientes caps. No tardarán ni 2 caps en verse los primeros misterios pero si la cosa sigue así volveré a abandonar el blog para subir unas veces por semana... Ya veré lo que hago :
Espero que os guste el cap
Siento la tardanza en subir, comentar blosg, leerlos... Pero tengo mil cosas y todas esas cosas que no me dejan tiempo. No es que no me gusten vuestros blogs POR FAVOR NO PENSAR ESOOOO pero no puedo ya que estoy muy atareada, tanto que ni me da para respirar ni conectarme al msn :'(
Besos, os quiero.

viernes, 27 de noviembre de 2009

Capitulo 55: Como amarte

Caminábamos de la mano y con paso tranquilo. Yo, de vez en cuando me fijaba en la herida que Jason le había echo a Ryan. No era profunda pero si le salía sangre y se le veía que debía dolerle. Yo estaba muy preocupada por si se le infectaba o si se le ponía peor. En momentos como estés, en los que a Ryan le pasa algo, me doy cuenta de lo mucho que lo quiero y lo mucho que lo necesito a mi lado. Lo peor es la vergüenza que me daba decírselo, me gustaría gritar a los cuatro vientos que amaba como a nadie a Ryan, que lo quería como nunca quise a nadie, que era fundamental en mi vida. Pero no podía, me daba demasiada vergüenza... Y eso hacía que me enfadara conmigo misma por no demostrarle a él cuanto lo amaba. Al fin y al cabo, Ryan siempre estaba conmigo, demostrándome todo lo que me amaba. Siempre me daba besos, se preocupaba por mi, estaba conmigo, me abrazaba... Era tan cariñoso y yo tan sosa... Pero ¿cómo podía demostrarle todo lo que le amaba? Una parte de mi decía que lo dejara, que hiciera que se olvidara de mi y así él podía encontrar una chica que le demostrara todo el cariño como él lo hacía. También me gustaría decir que encontrara una chica que lo amara... Pero si de algo estaba segura era de que yo lo amaba con locura y que sería mas que difícil encontrar a una chica que lo amara mas que yo... Otra parte de mi decía que fuera mas segura de mi misma y que sacara todo el cariño que tengo hacía él, que lo abrazara y besara como se merecía. Que le demostraba que lo amaba. Pero con solo pensarlo se me ponía la cara como un tomate y me moría de vergüenza yo sola.
Estaba sumergida en mis pensamientos y Ryan solo me miraba con su dulce rostro. Caminábamos sin mucha distracción. Él me miraba y yo pensaba en como demostrarle que lo amaba.
Sin apenas darme cuenta, llegamos a la casa de Ryan que no quedaba muy lejos del instituto.
Nos pusimos delante de la puerta principal y Ryan rebuscó en su bolsillo la llave de la entrada. Yo veía que tardaba en encontrarla y sospeché de que la perdiera.
- Ry, ¿que pasa? ¡No me digas que perdiste la llave! - Dije con un tono de que me lo imaginaba. Ryan era perfecto pero a veces era un autentico despistada.-
- No... perderla no la perdí... Pero olvidarla en la otra chaqueta si... - Dijo con cierto tono de broma y otro de resignación a la acción de que era un despistado.-
- ¡Ryan no tienes remedio! ¡¿Y ahora que hacemos?! No podemos llamar porque despertaríamos a tu abuela y a Savannah, tampoco podemos forzar la puerta, y mucho menos vamos a dejar de curarte esa herida. - Contesté con cierto tono de enfado ficticio.-
- Pues... ¡Tengo una idea¡ ¡Vamos! - Ryan me cogió de la mano y empezó a andar con prisa hacía la parte de atrás de la casa.-
- ¿Qué haces? ¿A dónde vamos? - Pregunté llena de dudas. No sabía que pretendía.-
- Una pregunta importante ¿te fías de mi? - Me miró a los ojos y puso una sonrisa pícara. Yo no sabía que decir ya que no entendía nada, algo habitual en mi.-
- Pues... Si, pero tienes ideas locas y no se yo... - Él rió y yo lo imité. Aun que no se de que me reía ya que ni sabía a donde iba.-
- ¡Perfecto! Tu fiate de mi – Me guiñó un ojo y puso su sonrisa angelical. Yo le sonreí pero no estaba convencida de lo que iba a hacer. Estaba segura de que me fiaba de él pero también sabía que Ryan era el rey de las locuras...-
Ryan empezó a andar mas rápido pero a mi me costaba seguirlo. Él notó que yo no era tan atlética como él, yo era muy mala para el ejercicio, así que me cogió en brazos. Agarró despacio mis piernas y luego enlazó mis manos a su cuello. Yo estaba impactada por esa acción ya que no me la esperaba. Él siguió andando pero yo no quería que se esforzara ya que después de lo de Jason...
- Ry bájame no hace falta que me lleves en brazos, puedo sola. Aun que vaya lento, voy. - Le dije con tono de preocupación.- Además estás agotado y herido y no creo que me lleves muy lejos ¿no?
- ¡No me trates como un moribundo Pris! Solo tengo una pequeña herida en la ceja y ya. Tu déjate donde estás que ahora verás donde vamos. - Contestó él muy seguro de si mismo.-
- Siempre acabas haciendo que te de la razón. - Dije con tono resignado pero a la vez con una pizca de broma.-
Ryan empezó a andar mas rápido y conmigo en brazos. Pasó por delante de la casa y la rodeó hasta llegar a la parte izquierda de ella. Pasamos por la ventana que da al dormitorio donde dormían Savannah y la abuela de Ry. Nosotros nos asomamos para ver si estaban bien y efectivamente. Yo por fin le vi la cara a Savannah.
Savannah era una niña preciosa. Tenía la piel preciosa, en un tono dorado claro. Su pelo era largo y rizo, de color oro y muy fino. Su rostro era redondo y muy igual al de Ryan. Tenía la misma cara angelical e inocente que me encantaba de su hermano. Savannah apenas tenía cinco años pero se podía decir que era una niña hermosa.
Después de unos instantes contemplando como descansaban, Ryan siguió caminando y yo con él.
Llegamos al lado izquierdo de la casa y Ryan me bajó con cuidado. Yo lo miré incrédula y sin saber que pretendía hacer.
¿Que vas a hacer Ry? Miedo me das... - Le pregunté con tono de sorpresa.-
- Ahora verás.- Contestó.-

Hola!!! Ayyy subo con el tiempo contado!! Vereís hoy me marcho de viaje y hasta el martes no llegaré con lo cual no podré estar en el ordenador; ni msn, ni blog ni nada... No podré subir hasta ese día, ni comentar ni nada... Hoy estube super ocupada dejando todo listo (con el tema de los deberes y esas cosas) además de la maleta, prepara cosas, que no se me olvide nada... El caso es que desdé la entrada anterior no he podido entrar en ningún blog a leeros :'( por favor perdonarme pero yo no decidí que las cosas fueran así. Lo bueno es que a partir del martes ya podré estar libre de todo y podré volver a ser la misma chica del blog :) Podré leeros y comentaros, votar en vuestras encuentas etc! Pero estos días me fue IMPOSIBLE.Bueno que me tengo que ir :S Esta es mi entrada "express". Muchas gracias por los comentarios tan buenos. Como siempre echaré de menos charlar por msn con Andrea, Pau, Lore, Lorena, Val, Gaby, Cari, Allysen, Hibbyta... Echare de menos leer los comentarios de Karen, Espa, Nina, Soljade... Mi msn lo daré a la vuelta que ya estaré bien del todo :DCuidaros mucho y MUCHAS GRACIAS POR LA ESPERA Y LAS MOLESTIAS QUE OS CAUSO Y SOBRETODO POR LEERME!A la vuelta, os prometo capitulos, en las dos historias, impresionantes.
Besos, os quiero

martes, 24 de noviembre de 2009

Capitulo 54: Disculpas

Paré en seco a Ryan y él me miro con cara de tristeza. A mi se me encogió el corazón al verle la cara así. Sabía que Ryan tenía parte de culpa por seguirle el juego a Jason pero todo empezó por lo del estúpido baile... No podía echarle toda la culpa a Ryan y menos estar enfadada con él.
- Pris por favor perdóname, me porté como un estúpido... Comprendo que estés enfadada pero Jason me sacó de mis casillas y no sabía lo que hacía... Se que no tengo perdón pero por favor... - La voz de Ryan demostraba arrepentimiento y yo, sin apenas darme cuenta, le abracé. El me agarró tan pronto yo me eché a sus brazos.- Te amo Pris, te amo mucho.
- Yo también te amo Ry... - Al decir eso me sonrojé y tuve que respirar hondo para poder seguir.- Pero te comportaste como un niño a ponerte así con Jason. Ya se que el lanzó muchas provocaciones pero... - Reflexioné unos instantes.- Espero no volverlo a vivir ni que lo vivas, olvidémonos del tema por lo menos hasta mañana que April te echará la bronca. - Los dos reímos y deshicimos el abrazo.-
Ryan me tomó de las manos y me besó suavemente de los labios. Yo seguí su beso suavemente e intentando no ventilar por culpa de la emoción que me provocaba tenerlo tan cerca.
- Me da vergüenza decirlo... - Dije mientras deshacíamos el beso y le me miraba con ternura.-
- ¿Lo que? No te voy a obligar a que me lo digas pero sabes que puedes confiar en mi. - Me respondió con su sonrisa angelical.-
- Lo se... Pero, es que... Estos fueron mis primeros besos... - Le respondí llena de vergüenza y agachando la cabeza. Pero el me tomó entre sus manos mi cara e hizo que lo mirara a los ojos.-
- Pues para mi fueros los besos mas hermosos y sentimentales que di en mi vida. - Contestó lleno de dulzura y dándome otro suave beso.-
- No sabes cuanto te alcanzo a querer.- Me agarré a su cuello y le besé la mejilla. Él río y me devolvió el beso. Pero cuando le volví a mirar la cara me di cuenta de que su herida en la ceja seguía sangrando.-
- ¡Ry tengo que curarte esa herida ya! - Dije alterada y preocupada por que le doliera.-
- No te preocupes señorita Priscilla que estoy bien. - Quiso bromear él para que no me preocupara.-
- Yo no me río. - Imité un enfado pero él se rió aun mas. - Venga vamos a curarte esa herida antes de que se te infecte o algo.
- Que exagerada eres. Jason pega como una niña. - Burló él.-
- ¡Ryan no empecemos! - Reñí.-
- Vale, vale...- Dijo él con resentimiento y con tono de derrota.-
- Bueno ¿y que hacemos con esa herida? ¿A dónde te la vamos a curar? En mi casa está mi familia y no se yo...
- Vamos a mi casa que no hay nadie. Bueno esta mi abuela con Savannah, pero estarán durmiendo y no se enteran de nada. Mis padres tuvieron que ir a la ciudad y hasta mañana no volverán. Así que vamos a mi casa sino te importa, claro. - Contestó él.-
Yo ya estuve en la casa de Ryan en una ocasión y me agradaba el ambiente. Pero estar con Ryan a solas no se si era lo mas adecuado... Quizás sonaría a niñería pensar así, pero estar con mi novio a solas en su casa... Aun que en realidad no estaríamos a solas, estaría su abuela y su hermana pequeña que apenas tenía cinco años. Ryan hablaba mucho de ella. Savannah, la hermana pequeña de Ryan, se llevaba muy bien con él. Los dos estaban muy unidos ya que los padres de Ry tenían que ir continuamente a la ciudad y no podían estar mucho con sus hijos, por eso Ry y Savannah se unieron tanto.
Yo no la conocía, pero ya me imaginaba a una niña preciosa como su hermano.
Ryan me seguía mirando esperando una respuesta. Yo miré la hora y vi que aún era temprano y mi madre no me puso hora ya que confiaba en mi, sobretodo mi abuela que fue quien la convenció. Así que no había nada que me impidiera ir a su casa.
Vale, vamos a tu casa. Pero ¿no despertaremos a tu hermana y a tu abuela? - Le pregunté preocupada por la idea de molestar.-
- No te preocupes. Savannah tiene un sueño muy profundo al igual que mi abuela. Además duermen en la parte de atrás de la casa, en el dormitorio de mi abuela. Ya sabes que a ella le gusta mucho dormir en la habitación que da al jardín y allí no se enterarán de nada. - Dijo convencido de sus palabras. Tan convencido estaba que hasta me convenció a mi.-
- Vale pues vamos. - Dije ya mas segura que antes.-

Siento tardar tanto en subir pero el blog no tuvo movimiento y yo estuve enferma... Bueno aqui esta el 54!!! Ains no sabeis las ganas que tengo de que leaís los siguientes caps. Es que son bonitos pero hay unas cosas muy relevantes y ademas es cuando vienen lo mas misterioso de las historia hasta ahora. Os lo aseguro.
Tan pronto haya movimiento subo caps para que los leaís que tengo muchas ganas^^
Queria pedir PERDÓN muy grande a todos por no comentar vuestros blosg pero no sabeís lo mal que estuve esta semana, ni si quiera encendí el ordenador :'( Intentaré ponerme al día mañana que ahora tengo que irme a dormir.
El cap que tanto esperaís pues será narrado por Ryan según vi en la encuesta, él es quien la gana... Me parece bien escribir un cap visto desde la mente de Ry. Será muy interesante y revelador para la novela. Ya se que capitulo será narrado, si la cosa no cambia en la encuesta, pero si cambia da igual. El capitulo ya lo tengo claro, narre quien lo narre, será ese cap que es uno de los mas Ö jajaja. No queda mucho. Yo ya tengo escritos hasta el 63 así que imaginaos :P
Y ahora si que me voy. PERDÓN DE NUEVO A LOS SEGUIDORES DE MI HISTORIA POR TARDAR Y A LOS QUE NO COMENTÉ POR CAUSAS DE FUERZA MAYOR. LO HARÉ EN CUANTO PUEDA, LO PROMETO.
Espero que os guste el cap :D
Ya os contare unas novedades que tengo en mente, pero serán en la próxima entrada :P
Besos, OS QUIERO!
Gracias.

martes, 17 de noviembre de 2009

Capitulo 53: Por mucho cuerpo que tengas, tienes la mente de un niño pequeño para actuar así.

Ryan y Jason estaban a punto de golpearse y April y yo no sabíamos que hacer. Observábamos impotentes como Jason y Ryan se mandaban amenazas y provocaciones. Yo no sabía que hacer, tenía miedo de meterme en el medio y recibir un golpe... Pero no era justo que ellos se mataran a puñetazos.
- ¡April se van a pegar! - Le dije alarmada. April era mi única solución ya que ella siempre tenía ideas y además tenía siempre los pies en la tierra.-
- No se... Pero vamos a parar esto. - April era una chica de mucho carácter y yo no tenía ni idea de como iba a racionar, siempre me cogía de improviso.-
- ¿Y cómo los paramos? - Pregunté extrañada, confundida y alterada.-
- De la única forma que existe... - April se encaminó hacia ellos que ya estaban agarrándose y pegándose algún puñetazo. Yo la seguí con paso corto.-
April les grito pero ellos no le hicieron caso así que empezó a forcejear para separarlos. Ella sola no podía así que me armé de valor y me dispuse a ayudarla.
Era la primera vez que estaba metida en una situación así y no sabía como hacer así que simplemente imité a April.
Se podría decir que tenía miedo de recibir algún golpe pero mas miedo me daba que April, Ryan o Jason terminaran heridos por unas provocaciones tan tontas.
April y yo forcejeamos un poco con ellos para separarlos pero lo conseguimos. April tenía agarrado a Jason por la camisa y yo tenía a Ryan por los brazos.
- ¡¿Pero que sois dos niños de cinco años que lo arreglan todo a golpes?! ¡¿Acaso no tenéis cerebro para pensar?! ¡Que tenéis dieciséis años y deberíais tener algo de cabeza para saber que las cosas se solucionan hablando y no golpeándose a lo loco! ¡Que no solo vosotros resultáis heridos sino que nosotras también por intentar separaros! ¡Hacer el favor de comportaros! - Les gritaba April muy enfadaba. Siempre era ella la que acababa solucionando las cosas. Era muy madura para estos temas y la que mejor mano tenía para solucionarlo. -
- ¡Empezó este chuleándose de que tiene novia y bien sabe que se la quito cuando me de la gana o incluso soy capaz de quitarte a ti y dejar de ser su mejor amiga! - Le rebeló Jason a April que parecía enfurecerse ante su contestación. Ryan también se calentó ante la contestación de Jason pero yo conseguí tenerlo entre mis brazos.-
- ¡No somos ningunos muñecos para que la gente se piense que nos puede tener cuando le de la gana! ¡Es bastante rastrero ponerse a decir excusas baratas Jason! ¡Los dos tenéis la culpa! - Le recriminó April que seguía agarrando a Jason por la camisa.-
- ¡Si este no metiera las narices donde no le incumbe! ¡Si se largara de una vez con Cassandra y dejara de meterle pájaros a Pris, nada de esto hubiera pasado! - Gritó Ryan alterado.-
- ¡Yo me meto dónde me da la gana Ryan! ¡Tienes miedo que tu novia descubra que no eres tan bueno y tan ángel como ella se piensa! - Provocó Jason.-
- ¡Ni se te ocurra Jason! - Ryan se alteró y sin que yo pudiera hacer nada se lazó hacia Jason, ignorando a April, y le metió un golpe en la cara que Jason le devolvió. April y yo nos miramos y al instante descubrimos que teníamos que volver a actuar. Nos metimos de nuevo en el medio de los dos y los volvimos a agarrar. Esta vez la pelea había sido mas fuerte. Jason sangraba por la nariz y Ryan tenía una herida en la ceja. Yo me alarmé toda y sujeté a Ryan con todas las fuerzas que tenía para que no se volvieran a enfrentar.-
- ¡Basta ya panda de animales! - Gritó April llena de enfado.- ¡Como vuelva a oír una sola palabras mas de provocación o un golpe mas, me voy yo misma a avisar al director o os dejo aquí tirados para que os matéis como animales! ¡Jamás pensé que seríais tan tontos! - April estaba realmente enfadada. Se le notaba que sus amenazas no iban en vano y que estaba realmente enfurecida.-
- Si este... - Jason quería hablar pero April lo interrumpió.-
- ¡Ni una sola palabra mas! Pris llévate a Ryan y curarle esa herida que yo me llevo a Jason. Procura que no os vea el director o nos metemos todos en un lío. - Yo miré a April que me miraba con gesto mas tranquilizador y eso me hizo entender que debía hacer lo que ella me aconsejaba. Así que cogí a Ryan del brazo y me dirigí hacía la salida del instituto.-
- Vamos. - Empujé a Ryan.- ¿Luego me llamas April? Quiero saber que llegaste bien.
- Si, tan pronto llegue a casa te mando un mensaje o te llamo. No te preocupes. Luego hablamos. - April y yo nos despedimos mientras Ryan y Jason se lanzaban una mirada de odio.-.
Yo empujé un poco a Ryan para que echara a andar y él me siguió sin mas esfuerzos.
Yo miraba a Ryan sin saber que decir. Tampoco sabía a donde llevarle ya que en mi casa estaban mi madre con Michael y mi abuela y si llevaba a Ryan en ese estado podrían preocuparse...
Sin llegar a decir una palabra, Ryan y yo salimos del colegio. Pero seguía sin saber a donde ir así que tenía que hablar con Ryan. Lo paré y él me miró.

Ainsh siento la tardanza pero en este tiempo me dio para escribir caps y ya no estar tan agobiada y poder subir mas amenudo :D Espero que os guste este caps porque quería avanzaros que a partir de este y unos mas en adelante, serán de mucho misterio y cosas que no se entenderán. No solo de Moly, sino de mucha mas gente... Ahí dejo de hablar ;)
También comentaros que os puse una encuenta en la columna de la derecha;
-------->
Es por si quereís que haya algún cap narrado por otro personaje. Me gustaría que votaraís lo antes posible para saber si debo o no hacer un cap "especial". Si no os gustan las opciones de la encuesta, por favor, dejadme vuestra opinión en un comentario :)
También decir que volví a cambiar un poco la apariencia del blog para que el diseño no aburra si siempre es el mismo :) Espero que os guste.
Ya me pude ir poniendo al día con los demás blogs y a los que aún no comenté MIL PERDONES pero el tiempo no me da para mas. Prometo hacerlo tan pronto pueda*.*
Los premios muchísimas gracias!!!! Los pondré en cuanto tenga un momento ^^
Ya me despido que voy a actualizar el otro blog ^^
Besos y muchas gracias como siempre.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Capitulo 52: Sorpresas que te dejan sin palabras

¡Y tanta la sorpresa! Si me lo llegan a decir no me lo creería, pero ¡lo estaba viendo con mis propios ojos! ¡April tenía de pareja a Jason! ¿Pero cómo? April odia a Jason, no lo puede ver delante... Estoy segura de que todo tiene una explicación, April no llevaría a Jason de pareja así como así...
- Bueno Pris, aquí tienes a mi “adorada” pareja... Tanta ansía tenías para esto... ¡Y no es lo que tu piensas! Todo tiene su explicación - Me sacó April de mi nube de pensamientos. Parecía estar cómoda o, por lo menos, no parecía querer matar a Jason y eso ya era algo viniendo de April.-
- Eh... Si... Bueno no me lo esperaba... Nada mas... - Que vergüenza, no sabía que decir. Miraba como una estúpida a April y luego miraba a Jason que me sonreía pícara mente.-
- No digas nada... Ya te explicaré el porqué de todo esto. - April me guiñó el ojo y yo intenté sonreír. Aún seguía impactada, una gran sorpresa.-
- Pris me gustaría bailar contigo si Ryan no se pone muy celoso claro... - Era la voz de Jason, la primera vez que la oía en esa noche. Estaba a la derecha de April y con la mano extendida para que yo aceptara. Yo miré a Ryan que tenía una mirada llena de odio en dirección a la de Jason. Yo no sabía que hacer así que no contesté.-
- De ti no podría tener celos Jason. - Contestó Ryan con desplante.-
- Genial, pues venga Pris, vamos a bailar.- Me cogió de la mano sin yo apenas darme cuenta. Me quitó del lado de Ryan como si no pesara nada.-
- No es lo mismo los celos hacía ti que fiarme de ti. - Le contestó Ryan muy firme.-
- Se te nota a kilómetros que te mueres de celos... Yo tengo a mi lado a tu mejor amiga y a tu novia. Yo en tu lugar también tendría celos. - Rió Jason. Yo estaba como bloqueada, la situación era demasiado tensa.-
- ¡Yo estoy a tu lado por un trato! ¡No te ilusiones Jason! Mas quisieras... - Le reprochó April que se alejó de él para ponerse del lado de Ryan.-
- Lo que tu digas April... Todo el mundo sabe lo que sentías, y sientes, por mi. - Yo quería ir a junta de April pero me lo impidió su reacción. -
- ¡Pero...! - April quería seguir hablando pero Ryan se lo impidió.-
- ¡Basta de niñerías Jason! Deja a Priscilla y lárgate con los de tu especie.
- Cuidado dónde te metes Ryan. No me provoques que nada es de tu propiedad. Bien que te jode que April y Priscilla estén comiendo de mi mano por mucho que tu digas.
- ¡No me provoques tu, Jason! - Amenazó Ryan.-
- Atrevete. Eres poca cosa para ellas Ryan. - Le devolvió la amenaza Jason.-
April y yo estábamos paralizadas. Nunca vimos a los dos tan enfrentados. Yo miraba a Jason que estaba con los brazos en forma de puño. Luego miraba a Ryan que se le notaba el odio en la mirada. Y por último miraba a April que me miraba sin saber que hacer. Yo estaba pálida, nunca me vi en nada parecido.
Basta ya chicos. Parecéis dos niños. - Gritó April. Que se metió en el medio. Pero fue en vano.-
- Sal de ahí April. - Le contestó Jason mientras la apartaba de un ligero empujón. -
Yo actué inconscientemente y me fui hacía dónde April estaba para ver si estaba bien. Ella simplemente me miró con cara de preocupación y volvió a mirar a Ryan y Jason que seguían gritándose.
Yo miré al rededor con la esperanza de encontrar a Alex, Stephen o algunos de los que allí estaban antes de que llegara April y Jason. Pero no había nadie, todos se fueron para dentro para ver el baile que se hacía justo ahora... Buena hora...
April y yo queríamos hacer algo pero estábamos paralizadas. Jason le gritó a Ryan y él le devolvió la amenaza haciendo que Jason se lanzara a él y le diera un golpe que casi lo lanza al suelo. Luego Ryan se lo devolvió y así se enzarzaron en una pelea. Y nosotras impotentes, sin saber que hacer...

Siento mucho no poder subir hasta ahora pero estuve media acatarrada y sin ánimos. También quería pediros mil perdones por no comentar ni leer los nuevos blogs :S pero creédme que a mi me pesa mas porque tengo una ganas de ponerme al día con los blogs, los seguidore, el ordenador, el msn... Os echo de menos :'( Pero estos días tengo que volver a ponerme al día con mi vida diaria y quizás tarde un poco en contestar a todo y subir (pero prometo que no será tanto como hasta ahora) No me tengaís en cuenta no comentar en vuestros blogs o no seguir a los nuevos, a mi me pesa mucho mas que me encanta comertar y leeros snif snif.
Bueno espero que el capitulo sea de vuestro agrado y os lleveís una sorpresa. Ya sabeís, todo tiene un porqué y también lo de April y Jason... Pero eso y lo sabreís 8) jajaja.
Mucha gracia por todo, os quiero.
Besos.

viernes, 6 de noviembre de 2009

Capitulo 51: Transcurso

No estaba segura de lo que estaba haciendo. Caer en el juego de Gaia no era lo mejor para nadie, ella era mala y si caía en su trampa me haría daño.
Pero no pude evitar mirar hacía donde ella miró.
A la derecha nuestra estaba Cassandra con Ryan. Cassandra intentaba coger a Ryan del brazo y acercarse a su cara, pero él venía hacia nosotras casi corriendo y apartando a Cassandra de su lado.
Yo lo miraba incrédula ante la escena. Cassandra volvía al ataque y ahora volvía a querer a Ryan por encima de todo y yo estaba segura de que haría lo posible por conseguirlo...
- ¡Estás loca, déjame! - Le gritó Ryan casi llegando hacía donde estábamos nosotros mirando la escena. -
- ¿Te piensas que no lo se? Te mueres por mis huesos Ryan, lo se. Nadie se puede resistir a un plato gratis y tu no serás único, créeme. Te tendré comiendo de mi mano antes de lo que esperas. - Dijo con cierto tono amenazante y misterioso Cassandra. No podía negar que la forma y lo que dijo me dio hasta miedo, sabía que podía conseguir su propósito muy fácilmente ya que era la dueña y señora del instituto. -
Cassandra se adelantó y llegó antes que Ryan a donde estábamos nosotros. Cogió a Britany del brazo, seguidas por Charlotte y Gaia, y se dirigió hacia donde estaba Liam hablando con Joe y Courtney que coqueteaban libremente, sin prejuicios.
- ¡Pris! ¿Estás bien? ¿Que te dijo la estúpida de Gaia? - Me preguntó Ryan. Yo seguía paralizada mirando a Ryan sin entender el porque de Cassandra y sus juegos sucios. Pero a Ryan lo veía verdaderamente preocupado así que no era bueno que alargara la respuesta.-
- Nada, tonterías de las suyas. - Contesté sonriendole. Él me volvió a esbozar la sonrisa de ángel que me encantaba y, además, me agarró de la cintura, me besó en la mejilla y me llevó hacía fuera seguida por los demás.-
No tardamos en llegar al jardín que seguía igual de desértico pero igual de apetecible.
Enhorabuena parejita, no nos digáis nada que quizás no nos enterábamos. - Bromeaba Brooke mientras me daba dos besos de alegría.-
- Gracias Brooke. - Contestó Ryan. Yo me sonrojé ante el echo de que todo el mundo se enterara. Pero me sentía muy orgullosa de tener conmigo novio al chico mas perfecto que había conocido nunca.-
- Bueno April ¿Quién es tu pareja? ¡Ahora no te puedes escapar! ¡Dímelo! - Le dije con la misma sonrisa pícara que ella me ponía. -
- Vale, estoy pillada. - Contestó ella sonriente.-
- ¡Ay! ¿Pero aún no lo sabes Pris? - Preguntó Brooke sorprendida.-
- ¿Sino se qué? - Le contesté yo con el mismo tono de sorpresa.-
- ¡¿Sino sabes quien es la pareja de April?! - Me respondió ansiosa de decirlo.-
- No, no lo se. - Le respondí yo algo perdida. - ¿Acaso tu lo sabes?
- Si, si lo se. Yo y creo que medio colegio ¡Fue la sorpresa del año!
- ¡Lo sabía todo el mundo menos yo! ¿Porqué no me lo querías contar, April? - Pregunté muy triste y a la vez muy enfadada por no entender que no me lo contara.-
- No es que no te lo contara. Es que mientras Ry y tu estabais en el jardín pues ellos me vieron andar con él un ratito, ¡pero yo no conté nada! - Contestó ella con un tono de tristeza en su voz. Se veía que no quería que fuera así y que fue un fallo, no lo hizo adrede. -
- No pasa nada. - Le sonreí y ella me la devolvió. - Y bien, ¿quien es el chico misterioso?
- Lo voy a buscar. Ahora vengo.
April se fue y nosotros nos sentamos un rato en las mesas que había colocadas en el jardín. Stephen bromeaba con Ryan. Brooke y yo hablábamos de que tal estaba el baile y esas tonterías. Martina y Alex estaban algo distantes... No entendía que les pasaba... Pero ahora no era el momento de preguntar, quizás mañana le preguntaría a Alex...
April no tardó mucho en llegar pero cuando lo hizo, a mi mente volvían las palabras de Brooke: “Fue la sorpresa del año”. Ahora entendía porque lo decía. ¡No me lo podía creer!

Siento tardar tanto en subir pero lo hice según hubo movimiento en el blog... Ya os digo que en el próximo cap sabreís quien es la pareja de April. No os hago esperar mas :P Y creo que os llevareís una sorpresa porque no todo es lo que parece... Bueno ya no digo mas que en cuanto haya moviento en el blog os subo cap ;)
Gracias a todas por animarme a seguir escribiendo, sino no lo haria.
Besos (L)

martes, 3 de noviembre de 2009

Capitulo 50: Cariño de "amigas"

La idea de entrar al salón no me parecía mala del todo. Me picaba muchísimo la curiosidad de que se traía entre manos Cassandra, ya que estaba totalmente segura de que no sería nada bueno. Pero, quizás, no le gustara la idea a Ryan de que entrara... Él dijo que se reuniría con nosotras en el jardín donde estábamos sentadas... Quizás lo mejor sería quedarnos en el mismo sitio y esperar que él viniera y nos contara que pasó. Estábamos hablando de Ryan, no podía ser nada malo...
- Quizás sea mejor que lo esperemos aquí... ¿no? - Le pregunté a April. Ella sabía mucho mejor que yo como actuar. Ella era mas intuitiva para estas cosas. -
- Quizás... Pero no me fío nada de Cassandra... Cuando se trata de maldades, ella es la primera que está metida... Me fío de Ry pero no de la bruja esa... - Contestó ella. Su respuesta no me calmaba en absoluto.-
- ¿Y que sugiere la señorita? - Le pregunté yo con un tono irónico al que ella rió.-
- Pues que entremos como “quien no quiere la cosa” y veamos que pasa... - Contestó ella con una sonrisa pícara típica de ella. -
- ¡Que curiosa eres April! - Le devolví la sonrisa. -
- ¡Lo se! - Rió con orgullo. - Pero no me niegues que tu también quieres saber.-
- ¡Si ya sabes que sí no me lo hagas decir!
- ¡Me encanta hacerte rabiar! - Contestó ella muy graciosa.- Así que vamos para dentro a ver que pasa.-
- Vale... Siempre te hago caso, no se como te las arreglas. - Dije con tono perdedor.-
- Por que sabes que yo casi siempre hago lo correcto. - Las dos reímos.-
- Vale señorita perfecta. - Burlé yo en broma.- ¡Pero si vamos dentro me tienes que jurar que me dirás quien es tu pareja! - Ya no podía aguantar mas la incógnita.-
- Esta bien... ¡te juro que te diré quien es mi pareja! - Dijo ella resignada pero a la vez con ganas de decir quien era.-
- ¡Genial! ¡Pues vamos! - Le repuse yo animada. Ella sonrió.-
Nos dirigimos campo arriba para llegar al salón de baile. April estaba muy guapa con su vestido y su peinado, muy a su estilo pero que le quedaba hermoso.
Pronto llegamos al salón que estaba lleno de gente. Sentí como alguien se nos acercaba por atrás. Yo me giré para ver quien era y April me imitó.
Me asustó que alguien se me acercara de esa manera a nosotras. Y mas me asustó cuando vi quien era. Todo me daba vueltas ya que era la persona mas inesperada para mi. Y parecía que April tampoco se esperaba esa persona. Cuando la vio puso cara de pocos amigos e incluso se reflejaba la ira en su mirada.
- ¿Qué haces aquí? ¡Lárgate ahora! - Le dijo April furiosa.-
- ¡Relájate o te dará un ataque! - Respondió de muy mala manera.-
- Me relajo cuando me salga de las narices, ¡no cuando tú me lo digas Gaia! ¡No eres la reina del mundo a ver si te entra en esa cabeza hueca! No perteneces a este colegio así que no estás invitada a este baile, lárgate antes de que llame al director.
- No pertenezco a este colegio pero si estoy invitada por una alumna de este colegio. - Contestó Gaia con aires de superioridad y desparpajo. Yo estaba paralizada, no podía creer que estuviera justo ella aquí y me iba a arruinar el día que mas feliz soy.-
- ¿Quién te iba a invitar a ti? - Le respondió con chulería April.-
- La misma Cassandra, que tengo entendido que ahora esta con tu novio querido ¿no, Prisci? - Me preguntó con brusquedad Gaia.-
En ese momento se me pasaron muchas cosas por la cabeza. A mi mente volvía la imagen de Moly y todas su actitudes raras, además de que no fue al baile y eso era para preocuparse y mucho. También me vino a la mente Cassandra y sus amigas que siempre trataban de arruinar a los demás solo por ser ellas mejores en todo.
Pero volví a la realidad cuando vi como se acercaban a Gaia, Charlotte y Britany con una sonrisa satisfecha en su rosto. Era gente muy mala, sin duda. Pero también vi como se acercaron a nosotras Alex y Brooke. Por detrás también venían Martina y Stephen. Parecía que nos íbamos a comer vivos si seguíamos así. Tenía que poner fin a esto. Tanto al tema de Cassandra como al de Gaia. No podía arruinarle la noche a mis amigos y tampoco iba a arruinar mi noche.
- ¡Ay Gaia veo que no cambiaste nada! ¡Como te gusta intentar fastidiar a la gente! Pero lo siento mucho cariño, hoy no es tu día. Estamos en nuestra noche y tengo cosas mas importantes que hacer que estar escuchando tus imbecilidades. - Le contesté yo. Esta vez mi tono sonó irónico, justo lo que quería, y es que ya estaba harta.-
- ¡Así se habla! Esta tipa no merece nada, otra especie tipo Cassandrita – Burló April.-
- Ya, seguro. Que mala es la envidia. - Se oyeron las risas de Charlotte y Britany.- Yo solo te quise avisar por que te tenía aprecio por lo de nuestra amistad pasada. Pero sino admites un consejo, tu misma... Miralo con tus propios ojos. - Giró la cabeza hacía la derecha y yo la imité-

¡Holaaa! Siento tardar tanto pero esque apenas había movimiento... Bueno espero que os guste el cap! A partir de ahora los hago mas largos como podeís ver :D
En cuanto haya movimiento os subo el cap 52 ^^
Besitos (L)

jueves, 29 de octubre de 2009

Capitulo 49: Sandeces

Me mordía la uña por saber quien era la pareja de April. Era la primera vez que ella me guardaba un secreto de esa magnitud, quería darme la sorpresa pero yo no aguantaba mas.
- Espera... Todo a su tiempo... Ya lo sabrás. - Me dijo April, paciente y sonriente de lo que estaba pasando. -
- ¡Pero dime algo! ¡Me muero de nervios! - Contesté yo muy entusiasmada.-
- No te digo nada... ¡O sí! Te digo que la venganza es un plato que se sirve frío. - Dijo ella muy divertida y con una risa que imitaba a las risas maléficas.-
- Ahora si que no entiendo nada April.
- Ya lo entenderás.- Volvía a reír.- Pero ahora dime que le piensas regalar a Ryan por su cumpleaños. - Puso cara de pena para que se lo dijera. -
- ¡No es justo! ¡Yo te conté todo y tu nada! - Repetí yo con otra cara de pena para convencerla. -
- ¡No me seas! ¡Lo mío es algo que quiero decirte cuando pase cierta cosa...! - Me miró y se echó a reír.-
- ¡April me estas poniendo de los nervios!
- Yo te prometo que te lo contaré pero dime que le vas a regalar. Tú sabes perfectamente que te cuento ¡todo! Y esto también te lo contaré, por supuesto, pero en su momento. - Puso una sonrisa de ángel y yo me di por vencida. April era la persona mas cabezota del mundo y no había nada que hacer contra su idea.-
- Esta bien... Pero sigo sin verlo justo... - Renegué imitando un enfado como los de ella. -
- La vida no es justa. - Carcajeo ella. - Ahora ¡dime!
- Le quería hacer una fiesta sorpresa. Mi madre me dejará la casa. Ese día se irá a Nueva York ciudad, con Michael y mi abuela, a pasar el día de compras y todo eso, y así yo tener para mi la casa. ¿Que te parece?
- ¡Magnífica idea! ¡Yo te ayudaré en todo! - Me contestó ella entusiasmada.-
- ¡Genial! ¿Te quedas a dormir en mi casa la noche anterior y así me ayudas con el decorado? - Pregunté divertida.-
- ¿A caso lo dudabas? ¡Por supuesto que me quedo!
- ¡Perfecto! - La abracé de la emoción y de la idea del cumpleaños de Ryan y ver si le gustará mi regalo.-
- Aun que yo se perfectamente que el regalo no será solo la fiesta ¿a que no? - No se equivocaba. Ella me conocía muy bien y sabía que le iba a regalar algo mas.-
No podía decirle que era mentira por que era verdad. Yo a Ryan le tenía otro regalo preparado, un regalo muy especial que esperaba que le gustara.
- No, no te equivocas. Me conoces demasiado bien. - Le contesté a April.-
- Lo se. - Dijo orgullosa y riendo- Pero dime, ¿que le vas a regalar?
- Algo que espero que le guste. - Contesté yo algo desanimada por la idea de que no le gustara.-
- ¡Seguro que si! Le gusta todo lo que sea o venga de ti. - Me dijo April en modo burlón y llena de segundas. Yo no pude evitar reírme.-
- ¡No seas April! - Volvía a reír.- Le voy a regalar lo mismo que él me regaló a mi. - Contesté yo.-
- ¡¿Le vas a devolver su regalo?! - Preguntó alarmada.-
- ¡No tonta! ¡Claro que no!
- ¡Que susto! ¡Es que no te explicas! - Bromeó.-
- ¡Es que no sabes entender! - Reímos.-
- Vale, reconozco que soy un desastre para entender ciertas cosas. Así que, por favor, explicame que tienes en mente por que no lo entiendo nada. - Volvimos a reír. April era una chica muy divertida y con ella era imposible aburrirse. -
- Pues que le voy a regalar un anillo pero para él. Con una inscripción propia. Creo que es algo que se merece. - Me sonrojé al decírselo.-
- ¡Es una idea de lo mas tierna! ¡Le va a encantar! ¡Seguro!
- Eso espero... - Dije yo no muy convencida. Era bastante insegura y eso se notaba en estas situaciones.-
- ¡Parece mentira que no conozcas a Ryan aún! ¡Sabes tan bien como yo que le va a apasionar! - Me intentaba convencer.-
- Eso lo veremos en unos días. - Le sonreí pero mi sonrisa no duró mucho... - Hablando de Ryan... ¿Dónde se metió? Esta tardando muchísimo para estar hablando con Cassandra.
Estaba bastante preocupada. Si se trataba de Cassandra no podía ser nada bueno... Además de que no entendía por que Cassandra, justo ahora, quería ver a Ryan... Ella siempre tuvo cierto interés en él pero Ryan no le dio pié con bola... No se que pasaría ahora para que tardara tanto. Ya llevaba mas de media hora allí dentro y eso no me daba buena espina...
- Sí, es bastante raro tratándose de Ryan y Cassandra... Es como juntar el rojo y el rosa. Pero... - Me volvió a mirar con esa mirada pícara.- ¿Estás celosa?
- ¡Ay no digas estupideces April! ¡Que estamos hablando de Cassandra! - Contesté yo.-
- Sí, tienes razón... Pero así y a todo es muy sospechoso... ¿Entramos dentro y vemos que pasa? - Sugirió ella.-

Holaaa!!! Aaaay junté dos capitulos (el 49 y el 50) en uno (que se convierte en el cap 49 xD) porque los dos era bastante cortitos y así pues os dejo mejor :) Además siento mucho no poder actualizar en todo este tiempo pero ahora intentaré hacerlo mas amenudo ya que estoy menos ocupada... :S
Muchas gracias a los 13 comentarios. Quizás justo ahora no pueda responder pero ya cuando acabe de cenar o mañana os leo y comento sin falta. Es que estos días fueron bastante duros :S Pero ya! :D
Espero que os guste el cap porque he estado escribiendo y uuuuh se me ocurrieron unas ideas para la historia que me encantan y espero que a vosotros también!
Besitos y muchísimas gracias por todo, de verdad(L)

lunes, 26 de octubre de 2009

Capitulo 48: Te contaré todo, como siempre

Estaba ansiosa por saber quien era la pareja de mi mejor amiga. Después de la puñalada trasera que le dio Liam yendo al baile con Cassandra, no me imaginé que a April le quedaran ganas de parejas ni de bailes. Pero estaba equivocada, April era una chica muy segura. Sabía perfectamente que le convenía y que no, por eso no dejó de ir al baile ¡No le iba dar ese gusto a Liam y a Cassandra! Además de que quería darle la lección a su hermana, Courtney, de que ella no podía arruinar el día del baile con su amiga Cassandra.
Me maravillaba el carácter de April. Siempre era tan positiva y sencilla pero a la vez tan especia... Me comprendía con solo mirarme a los ojos, sabía cuando estaba mal y cuando la necesitaba. Era la mejor amiga que todo el mundo desearía tener y yo era la afortunada.
Afortunada de muchas cosas; tenía al chico mas perfecto que se podía pedir, la mejor amiga que mejor me hacía sentir y una familia que me adoraba. Demasiadas cosas buenas para que duraran mucho tiempo... Todo lo bueno se acaba algún día... Aunque yo no quiero que se acabe... Así que dejé de pensar en cosas que me entristecían.
- No te voy a decir mi pareja hasta que tú no me cuentes todo lo que pasó. Y ya sabes que soy muy cabezota y no me harás cambiar de opinión. - Reía April insistiendo en saber todo. Y yo me moría por contarle, no lo podía negar.-
- Nunca cambiarás... - Dije con recelo ero a la vez con una sonrisa de agrado.- Esta bien, te cuento.
Le estuve contando todo lo que pasó con Ryan desdé que nos apartamos del grupo. Ella se limitaba a exclamar expresiones del tipo “¡Ay que lindos! ¡Que bien! ¡Cuánto me alegro! ¡Quiero boda! ¡Sois una monada!” y mas. Yo mientras se lo contaba me sonrojaba y ella se reía orgullosa de que por fin nos declaráramos. Me sentía muy bien al contárselo por que se alegraba de corazón y eso me alegraba a mi mucho mas.
- Mira, también me regaló este anillo... - Saqué con cuidado la alianza de la mano y se la enseñé. Ella estuvo contemplándola con una sonrisa de oreja a oreja.-
- ¡Es precioso! ¡Que bien le enseñé yo a Ryan, así me gusta que te trate! - Reía maravillada April.- ¡Ahora te toca a ti regalarle algo! ¿Que tienes pensado? Te conozco y se que tienes algo en mente y ya te advierto desdé ahora que si estás pensando en boda, la madrina y organizadora de todo seré yo que para eso eres mi mejor amiga. - Bromeaba April.-
- No te voy a decir que le voy a regalar por que tu no me dices tu pareja, eres mala. - Le hacía pucheros con la esperanza de que me lo dijera.-


Siento que os haga esperar tanto con la pareja de April pero no tardará mucho en saberse ;) También quiero disculparme por que los caps son algo mas cortos y esque este fin de semana (y toda la semana) estuve muy ocupada con una cosa muy importante para mi y no me dejó mucho tiempo para escribir los caps mas largos. Pero prometo que a partir de ahora serán mas largos. Quería decir que a lo mejor tarde un pelín en subir pero esque aun estoy volviendo a la "normalidad" después de toda la semana con extrés xDDD Pero no tardaré mucho en volver al ritmo de antes ;)
Muchas gracias a todos los que me comentaís de verdad que me encanta leer vuestros comentarios :D
Ahhh también lo siento mucho porque no puedo comentar en los blogs (ni leer los nuevos) porque apenas estoy en el ordenador :S pero tan pronto pueda ¡me pongo a ello! ¡lo prometo! Esque estuve muy "ida" del mundo estos días :S
Espero que os guste el cap :D
Pronto os subiré el 49 ^^
Besos y MUCHISIMAS GRACIAS POR TODO (L)
P.D. Espa eres un cielo de persona :D

viernes, 23 de octubre de 2009

Capitulo 47: Si tu no me dices, yo tampoco.

Ryan y yo estábamos hablando de cuando nos conocimos y cuando Cassandra era mi “amiga”. Él se reía al recordar la cara de ella cuando yo le dije que no quería seguir mas siendo su “amiga”, y yo me reía con él ya que fue una situación divertida.
Seguíamos hablando tranquilamente. Yo estaba tan a gusto con Ryan que no quería que esa situación terminara nunca. Y a pesar de que solo nos besamos una vez, aún la recordaba y seguía sin creérmelo. Él era increíble y me hacía sentir tan afortunada... Era el mejor momento de mi vida, no había ninguna duda.
Ryan no paraba de recordarme que me amaba, me acariciaba la mejilla de vez en cuando y siempre me tenía agarrada la mano. Yo me perdía en su rostro angelical y la sensación protectora que sentía a su lado.
Estábamos riéndonos cuando vi que April aparecía por atrás.
- Ya sabía yo que no tardaríais mucho en... -Puso una mirada con una sonrisa pícara en su rostro.- Parecíais tontos, los dos deseabais deciros lo mucho que os queréis y siempre acababais eludiendo el tema. Menos mal que le echasteis valor. - Reía April mirándonos contenta.-
- ¡April! - Le riñó Ryan en broma, pero ella se limitó a reírse.-
- Bueno no te pongas así. - Volvía a reír April.- Ve a dentro que Cassandra quiere hablar contigo y así yo me quedo con Pris para que me cuento ¡todo!. - Finalizó April.-
- ¿Que Cassandra quiere hablar conmigo? ¿Que quiere? - Preguntó Ryan muy extrañado.-
- ¿Te piensas que me paré a preguntarle que te quiere? ¡Yo a esa no le doy ni los buenos días! - Le contestó April.- Pero ve a ver que te quiere por que sino no parará de preguntar por ti a los demás y nos tiene hartos. No te pongas celoso que no te robaré a Pris por mucho tiempo.
- No son celos. - Ryan rió en tono burlón.- Sino que yo no me pienso enredar a hablar con la loca de Cassandra. Cuida de Pris.
- Y a mi que me den ¿no? - Dijo April imitando un enfado.-
- ¡Cuidaos hermosuras! - Bromeó Ryan mientras me daba un beso en la frente. Él me conocía muy bien y sabía que me daría vergüenza que me besara aun que ahora me tendría que acostumbrar.-
- ¡Bueno empieza a decirme todo con puntos y señales! - Me dijo April mientras Ryan se iba para el salón de baile.-
- Primero dime quien es tu pareja y dónde la dejaste. - Contesté yo. Me reconcomía la curiosidad de quien sería la pareja misteriosa de April...-

¡Holaaaa! Bueno pues aquí el cap 47 que espero que os guste ^^ Quería pedir disculpas por que quizás este fin de semana no pueda subir cap. Estoy bastante ocupada con unas cosas que son muy importantes para mi y no me dejan mucho tiempo. Pero de todas maneras no tardaré mucho en subir, según vea la cosa ;)
Muchas gracias a todos los que me leeís y comentaís siendo tan estupendos y dándome tantos ánimos a seguir con la historia, no os podeís imaginar lo importante que es para mi leer vuestros comentarios de apoyo. Sobreto cuando estoy en esos momentos que pienso en dejar de escribir y me pongo a leeros y ya se me va esa idea de la cabeza :D
Sobretodo gracias a Espa, Karen, Gaby, Andrea, Arya, Val*, L*... Por que siempre me comentaís y siempre teneís unas palabras de apoyo para mi todas sois geniales y muy importantes :D. Y no me olvido de las de Espa que siempre me hace mucha ilusión leerlas :$
Besos!!!!!!
Priscilla (:

martes, 20 de octubre de 2009

Capitulo 46: “Perché ci serà sempre un posto per te... Perché il mio cuore è tuo”

Yo miraba a la caja, muy insegura de si abrirla o no. Me daba miedo lo que habría dentro pero, ¿miedo de que? Ryan tenía razón, esa caja no me iba a comer. Que tonta yo por pensar así.
- Venga ábrela. - Volvió a insistir emocionado. -
Yo volví a mirar la caja y me decidí a destapara. Lo hice muy poco a poco por si acaso había algo que se pudiera romper.
Cuando la tapa se levantó de todo, la luz del patio y de la luna alumbró lo que allí había. Era precioso, no había palabras.
Era una rosa de color naranja con un anillos enredado en ella. Era un anillo sencillo. Como una alianza de plata con algunos detalles. Era verdaderamente hermosa. No podía dejar de mirarla.
Ryan se dio cuenta de mi impacto ante su regalo y agarró la alianza, luego cogió mi mano y me la puso. Yo vi como tenia una inscripción en ella “Perché ci serà sempre un posto per te... Perché il mio cuore è tuo” que en italiano quería decir “Porque siempre habrá un lugar para ti... Porque mi corazón es tuyo”
Me emocioné mucho ante la inscripción. Hizo que recordara todo lo que yo pensaba hasta hace apenas unos meses. Cuando creía que era insignificante y que no tenía lugar en el mundo para mi, que era inexistente. Y ahora todo eso había cambiado, estaba en frente de la persona mas perfecta que había encontrada, a unos metros estaba mi mejor amiga que era la que siempre lograba hacerme sonreír. Y mi madre, mi abuela y Michael que por fin eran felices. Todo era perfecto, aun que eso me hacía sospechar y volver a retomar el tema de Moly y Gaia. Aún no habíamos ido a investigar ni nada de eso...
Pero no era momento de preocuparse. Estaba demasiado entusiasmada con el regalo para poder pensar en otra cosa.
Nunca nadie había actuado como Ryan, y mucho menos me había echo un regalo semejante. Él era único.
- Ry... No tengo palabras, es precioso... Increíble... ¡Muchas gracias! - Estaba tan emocionada que sentía como me caían algunas lágrimas de felicidad. Pero yo me límite a no hacerles caso y abrazar a Ryan muy fuerte. Tanto que podía sentir su olor y su espalda fuerte. Me sentía tan segura a su lado...-
- Me alegro mucho que te guste. - Me dijo al oído, sin deshacer el abrazo que nos unía y dándome un beso en el cuello que me hizo estremecer y sonrojarme, algo habitual en mi. Pero estaba tan a gusto...-
- ¡Si! Pero no tenías que haberlo echo, ¡el que cumple en unos días eres tú no yo! - Ryan cumpliría diecisiete años en dos días y yo tenía que pensar en su regalo. Aun que ya sabía lo que le iba a regalar, lo tenía muy seguro. -

¡Lo siento! Siento mucho la demora, pero es que no tuve todo el tiempo necesario para subir :S Pero aquí tengo el cap 46 que espero que os guste tanto como a mi me gustó escribirlo. La verdad es que me costó encontrar la frase perfecta para el anillo pero creo que esa es la única que podía describir lo que Ryan quiere a Pris :D
Pronto subiré el 47. En cuanto haya movimiento, y esta vez prometo no tardar ;)
Aaaah también espero que os guste el nuevo diseño ^^
Gracias por todo :D
Besos!!!
Pasaros por favor por: www.mividaesunmisterio1.blogspot.com
Gaby, sigue feliz que te lo mereces mucho corazón :D (L)
Priscilla (:

jueves, 15 de octubre de 2009

Capitulo 45: Misterioso con misterios, adorable

Yo no quería que ese momento acabara nunca. Era tan perfecto que nada podría arruinarlo. Era un sueño, una historia... Parecía que no fuera real. Pero sí lo era, yo podía tocar y sentir a Ryan cerca de mi, podía notarlo. El estaba allí, conmigo, besándome...
Simplemente me dejé llevar y disfrutar de ese momento lo máximo posible, para tenerlo siempre conmigo.
Pero todo lo bueno se acaba. Él se apartó unos centímetros de mi pero aún podía notar su aliento suave en mi cara.
Me miró durante unos instantes y luego yo alcé la vista y lo miré. Tenía una sonrisa en la cara, una sonrisa llena de felicidad e inocencia. Era tan perfecto...
Nos estuvimos mirando unos minutos. Yo podría estar así toda la vida, mirar a Ryan era como descubrir un mundo que no existía para mi.
Estaba sumergida en mis pensamientos sobre él cuando noté su mano en mi mejilla. Me acarició dulcemente, una caricia que jamás había tenido antes. Era una caricia totalmente diferente, era mas pura...
- Te prometo que siempre estaré contigo y que nunca nadie te hará daño mientras yo este vivo... Por que es una realidad, por que te amo Priscilla. - Dijo sin más. Su voz sonaba convincente pero llena de la dulzura que le caracterizaba. También tenía su sonrisa de ángel llana de alegría. Yo me sentía la chica mas afortunada del mundo, la mas feliz.-
- Gracias... Eres increíblemente perfecto... - Esas fueron las pobres palabras que pude decir. Estaba tan sumergida en el momento que estaba viviendo, que no podía decir ni palabra. -
Él se dio cuenta que yo estaba muy impactada por todo y simplemente sonrió. Luego me abrazó y me tomó de la mano. Yo lo miré extrañada por el gesto, pero mi mirada era de satisfacción. Todo este tiempo estuve cegando a mis verdaderos sentimientos, a mi amor por Ryan.
Ryan se metió la mano en el bolsillo y sacó una pequeña caja aterciopelada y de color negro. Me tocó la mano que me tenía agarrada y posó la pequeña caja en ella.
- Toma, es para ti. - Me dijo con una sonrisa muy pícara en sus labios. Yo me quedé muy sorprendida por su gesto. Que yo supiera, no era ni mi cumpleaños ni mi nada para darme un detalle ¿o si? Lo miré confundida y luego miré a la caja que seguía en mi mano. - Venga, ábrela. No te va a comer. - Insistió entre risas. Yo lo volví a mirar.-
- ¿Qué es? - Pregunté confundida y mirándole a los ojos con una mirada desconcertante. Él seguía con la suya pícara y parecía disfrutar de verme tan despistada. Así que los dos reímos ante la situación.-
- Ábrela y ya sabrás lo que es. - Me contestó mirándome con cara de diversión. Yo dudé unos instantes pero decidí abrirla.-

¡Hola! Muchas gracias por comentar tanto, no pensé que tantas personas me leían :$ Bueno pues aquí el cap 45 ^^ Espero que os guste por que para mi esta en una parte muy bonita la historia aunque también pasarán ciertas cosas... Lalalala (8)
Muchas gracias por todo :) Subiré pronto, lo prometo ^^ Si mañana hay movimiento, subiré el 46 que ya lo tengo escrito :D
Besos y muchísisisisimas gracias (L)
Priscilla (:

martes, 13 de octubre de 2009

Capitulo 44: Mi cuento de hadas

Ryan estaba tan raro que me empezaba a preocupar. No entendía tanto misterio viniendo de Ryan, todo es tan raro...
Pero pronto todo se aclaró. Ryan me miró a los ojos y yo imité su acción. Podía ver en los ojos de Ryan un sentimiento profundo, tanto que no lograba saber cual era.
Estuvimos unos segundos así, hasta que él habló.
- Priscilla Liscolle te amo, nunca me cansaré de decírtelo, te amo como nunca amé a nadie. Eres la persona mas especial que hay en mi vida y quiero preguntarte si... ¿tú me quieres? ¿querrías ser mi novia? - Ryan soltó todo eso de golpe, lo hizo como si estuviera nervioso pero se le veía tan sincero. Yo lo seguía mirando incrédula a todo lo que estaba pasando. -
Era la primera vez que me decían “te amo” y jamás pensé que sonara tan bien y menos de los labios de Ryan.
Todo pasó tan rápido, Ryan quería una respuesta y yo se la tenía que dar. Él fue sincero conmigo y valiente al decirme todo eso y yo también debía serlo. Este era el momento.
- Nunca he sentido amor, casi todas las chicas de mi edad ya sabían lo que era el amor pero yo... nunca lo tuve. En apenas unos meses llegaste tú a mi vida. Viniste como si nada y te convertiste en alguien especial en ella. Poco a poco me di cuenta que no te podía ver como un amigo mas, eras algo mas que eso. Sí, te quiero Ryan... No se lo que es el amor pero estoy segura de que por ti daría todo y... te amo... - Me sonrojé como nunca antes lo había echo. Había sacado todos mis sentimientos a la luz e incluso había sacado sentimientos que yo tenía ocultos por miedo... Me limité a bajar la cabeza y desviar la mirada de Ryan, me sentía avergonzada por todo. Yo nunca viví nada así...-
- Te amo Pris... - Yo seguía con la cabeza agachada pero no por mucho tiempo...-
Ryan me tocó la cara con sus suaves manos y me la envolvió en ella. Hizo que mi mirada se encontrara con la suya que se veía llena de felicidad. Yo tenía un mar de mariposas en el estómago. Me sentía en otro mundo. Ya no existían ni Gaia, ni Moly ni nadie. Para mi solo existíamos Ryan y yo, nadie mas.
Él me apartó mi cabello ondulado de la cara y dejó ver toda ella. Me miró durante unos segundos y después vi como poco a poco se acercaba a mi. Yo solo cerré los ojos y me dejé llevar.
Era un sueño, un cuento de hadas.

Aaaaaay este es mi capitulo favorito sin duda, me encantó escribirlo :D Ainsh... No tengo palabras :$ Espero que os gustara tanto como a mi, por que a partir de ahora las cosas cambiarán un poco en la historia (abrá cosas buenas y malas ;)) Gracias por los 15 comentarios, ainsh que ánimos me dais ^^ Sobretodo al comentario número 15 que fue estupendo saber todo eso para mi, muchísimas gracias de corazón :')
Besitos!!!!
Priscilla (:

viernes, 9 de octubre de 2009

Capitulo 43: Viendo crecer una margarita

Ryan me agarró por la cintura y me hizo un gesto con el que me decía de ir con él. Yo fui con ganas, aun que tenía mucha curiosidad por saber quien era la pareja misteriosa de April.
Me llevó hacía el exterior. Al jardín que había en el instituto. Un jardín muy acogedor y tranquilo. No había nadie y eso era extraño pero se supone que todo el mundo debe de estar en el baile.
Ryan me dirigió hacia un banco y se sentó, invitándome a hacer lo mismo.
El silencio se hizo unos minutos mientras notaba como él me miraba. Yo tenía la mirada puesta en el suelo, mirando una margarita que crecía en el césped.
Pasaron unos minutos hasta que me empecé a sentir incómoda y decidí hablar.
- Bueno, tu dirás.- Dije sonriente. Él estaba con el rostro perdido. No podía leerle la mirada por que era confusa. Algo raro en Ryan.-
- ¿Estás bien? Digo por lo de Gaia y eso. - Preguntó preocupado.-
- Sí, no te preocupes. Solo fue un mal entendido, seguro que no se vuelve a producir. - Volví a sonreí intentando animar su rostro. Lo conseguí. Ryan me sonrió aun que su sonrisa no era del todo convincente.-
- Siento que nuestra cita se ha perdido un poco por culpa de todo eso. Y yo quería que fuera perfecta y... - Su rostro se desencajó y yo me empecé a sentir muy mal por todo. No quería ver a Ryan así pero tampoco sabía que hacer.-
- Ry, no es culpa tuya ni mucho menos. Sino es por ti yo no estaría aquí, yo quería estar contigo... - Me sonrojé mucho al decir esto último. Nunca fui tan sincera con nadie y mucho menos en cuestión de sentimientos, pero Ryan lo valía. Valía eso y mucho mas. Cada día estaba mas segura de que Ryan era el chico perfecto, sin excepción. -
- ¿Puedo hacerte un pregunta Priscilla? Me gustaría que me respondieras con sinceridad sino prefiero no hacerte la pregunta.- “Ryan me había llamado Priscilla... Que raro” Ryan solo me llamaba Priscilla si ocurría algo malo o importante. Y yo me preocupé muchísimo al oír eso de Ryan. No entendía que pasaba. Lo que debería ser la cita perfecta se estaba convirtiendo... ¿En que se convertía? Ni yo lo sabía...-
- Claro Ry, yo intentaré responderte con la mayor sinceridad posible. - Intenté decir eso con una sonrisa en mi rostro, lo conseguí. Pero yo no estaba muy segura de lo que acababa de decir, no sabía si podría decirle todo con sinceridad, depende de lo que me me preguntara.-
- No estoy seguro... Creo que primero debería hacer una cosa. - No entendía a que se refería Ryan. Todo estaba siendo de lo mas raro. -
- No entiendo Ry. - Contesté con voz confundida, como realmente estaba.-
Pasaron unos segundos mientras Ryan y yo seguíamos en silencio. Ryan me miraba y yo seguía mirando la margarita. Pero al rato, Ryan reaccionó.

¡Hola! Mil perdones por tardar tanto en subir pero estuve ocupada y algo baja de moral para esta historia. Pero gracias al anónimo que me firmó, me di cuenta de que vale la pena seguir escribiendo por la gente que si pierde su valioso tiempo en leerme y comentar. Así que si todo sigue como hasta ahora, volveré a subir entradas :D Esta es un poco corta pero como ya estoy mejor de ánimos pues ya todo será como antes, si todo va bien como hasta ahora claro jeje.
Por cierto, me hice un nuevo blog con Cari (de historia de amor creciente) y acabamos de publicar el nuevo capitulo, si os podeís pasar os estoy muy agradecida (L) http://mividaesunmisterio1.blogspot.com/
Gracias por todo de verdad, sino es porque me leeís, animaís y comentaís yo no seguiría escribiendo ^^
Besos!!!
Priscilla (:

viernes, 2 de octubre de 2009

Capitulo 42: Amenazas

Caminábamos tranquilamente por la acera. No íbamos apuradas, a pesar de que llegábamos tarde, pero nos gustaba hablar por el camino.
Estaba oscureciendo así que ir las dos juntas era mucho mejor que ir separadas porque los sucesos que habían ocurrido no eran algo normal… E ir solas sería arriesgarse a algo desconocido e innecesario.
Hablábamos de como irían vestidos los chicos. Yo intentaba que April me dijera su pareja del baile pero no lo conseguía, me decía que ya lo vería.
Íbamos a doblar la esquina que ya daba al parque cuando vimos a la persona menos inesperada.
Allí estaba, doblando la esquina, Gaia. Yo me quedé helada al verla y no puede hacer otra cosa que pararme en seco. April hizo lo mismo pero con el gesto lleno de odio. Ella no la conocía en persona pero si le enseñara algunas fotos.
Gaia ando más rápido y se paró delante de nosotras. Me miró con cara de superioridad y empezó a reír.
- ¡Hola mejor amiga! ¿También me vas a dejar tirada ahora? – Dijo con la cara esbozando una sonrisa.-
- ¿Tu de que vas? ¡Apártate de nuestro camino! ¡Si estás reprimida y amargada no es nuestra culpa! – Contestó April enfada y cogiéndome de la mano.-
- ¿Y tú quien vienes siendo? A mi así no me hablas ¿Quién te crees? – Lanzó Gaia.-
- Me creo la mejor amiga de Priscilla y me creo que como no te apartes y cierres tu “perfecta” bocaza te la cerraré yo. – Gaia rió en forma de burla.-
- ¡Basta ya Gaia! ¡Lárgate! Tú nunca fuiste una amiga para nadie, solo te quieres a ti misma así que no te quiero volver a ver en mi vida. – Contesté yo por primera vez desdé que había vuelto a ver a Gaia. Mi voz sonaba fuerte y es que me había enfadado que se creyera mejor que nosotras.-
- Eso no es tan fácil querida Priscilla… Tú me has dejado tirada como si fuera basura y ahora estoy aquí para que sientas algo parecido a lo que sentí yo. – Me contestó Gaia con un tono de supervía superior.-
- Priscilla no está sola, no como tú. Ella tiene mucha gente que la quiere y te aseguro que no la vamos a dejar sola. – Amenazó April.-
En ese momento, Gaia se me encaró pero April se puso de por medio. La cosa se estaba poniendo fea. Gaia me tenía mucho rencor guardado y April estaba muy furiosa, no solo por Gaia sino por que llevaba muchas discusiones con Courtney, Moly, Liam y Cassandra.
Yo intenté relajar la cosa pero Gaia se veía decidida a arruinar la que sería mi perfecta noche.
Iba a empezar una pelea entre April y Gaia cuando vi que unas sombras se acercaban hacía nosotros. Una corría más que las demás. No tardó en llegar y poder verle el rostro ¡No me lo creía! ¡Eran Ryan! Estaba precioso vestido con un traje negro muy elegante y una corbata media colocada que le hacía resistible. Guapísimo.
Ryan miró incrédulo a April y Gaia que estaban gritándose.
Detrás de Ryan estaban Jason, Martina, Alex, Brooke y Stephen. Ellos también miraban sin entender que pasaba.
April reaccionó cuando Ryan le tocó un hombro para relajarla. Yo seguía detrás de April ya que ella me había puesto así.
- ¿Qué pasa aquí April? – Preguntó Ryan.-
- ¡Esta que quiere amargarnos la noche! – Le contestó April mirando con despecho a Gaia.-
Ryan también miró a Gaia y me miró a mí.-
- ¿Pris estás bien? – Me agarró de la cintura y yo me sonrojé. Pero por una vez en toda la noche me sentía segura y tranquila. Esa era la magia de Ryan, que con solo tocarle era como viajar a otro mundo.-
- Sí pero… - Se me cortó la voz al mirar a Gaia que me miraba con odio.-
- ¿No me digas que alguien te quiso? ¿Te has comprado un novio, mejor amiga? – Formuló Gaia con despecho mirándome. Luego miró a Ryan y su rostro cambió por completo. No había odio en la cara d Gaia sino una mirada de seducción.-
- ¡Cuidado con lo que dices estúpida! – Arremetió April contra Gaia. – Ryan es mi mejor amigo y novio de mi mejor amiga, Priscilla. Como te metas con ellos te arranco la tontería de golpe.
Me sonrojé mucho cuando April formuló la palabra novios para describirnos a Ryan y a mí. Ryan no pareció importarle lo que dijo April, al contrario, hizo una leve sonrisa hacía su amiga pero luego su rostro cambió al cien por cien ya que se veía ira en el.
- No me gustan las peleas ni las discusiones pero como vuelva a oír algo ofensivo hacía mi novia o mi mejor amiga te juro que sí me meteré de lo lindo. – Amenazó Ryan. –
- ¡Venga ya! ¿Un chico como tú saliendo con Priscilla? Como no le tocara en la tómbola… - Bufó Gaia.-
Ryan se lanzó hacia ella pero yo le agarré del brazo. Me miró con cara no muy convencida y yo le eché una mirada de súplica para que no lo hiciera.
- Quizás estás muy reprimida pero Priscilla no las va a pagar… Yo soy quien anda detrás de ella desde que llegó así que cómete tus palabras. Veámonos. – Ryan me cogió del brazo y me dirigió camino a parque.-
Los demás nos siguieron, dejando a Gaia en la esquina sin más que decir. Solamente oí que maldecía un “No te saldrá con la tuya Priscilla, ni tú ni tus amiguitos” Pero cuando ella dijo eso, Ryan me agarró mas fuerte y yo dejé de preocuparme.
Andábamos hasta el colegio. Todos hablábamos divertidos sin nombrar lo que acababa de ocurrir. Yo intentaba ver quien era la misteriosa pareja de April peo no conseguía distinguir. Todos hablaban divertidos con todos y no se veía que April tomara con algún cariño especial a ninguno. Tendría que esperarme a llegar al colegio para saber quien era el famoso chico que llevaría a mi amiga.
Solo destacábamos Ryan y yo que íbamos juntos. Ryan me agarraba de la cintura y yo estaba muy a gusto en sus brazos. Mi noche perfecta acababa de comenzar.
Llegamos al instituto y entramos en el gimnasio donde se celebraba el baile. Allí estaban todos los chicos de todos los cursos con sus parejas.
Cuando iba a hablar con April para que me dijera quien era su pareja de una vez, ya que me tenía muy intrigada, Ryan me llamó y me dirigí a junto de él. Me llevó a fuera, apartados de los demás.

Holaaa! Os dejo el capitulo 42. Dije que iba a tardar en subir pero como veo que mucha gente quiere leer este cap pues lo subo hoy :) Pero el 43 sí va a tardar por lo menos hasta que recupere un poco mi ritmo que sino es un poco injusto.
Pero bueno, aquí os dejo el 42 :D
Muchas gracias por comentar (L)
Besos!!!!!
Priscilla (:

lunes, 28 de septiembre de 2009

Capitulo 41: ¡Arreglos!

Allí estaba April con sus armas especiales. Traía una bolsa donde llevaría el vestido y las demás cosas del baile. En la otra mano traía su neceser de maquillaje, con el de su madre y todo tipo de cosas para de belleza.
- ¡¿Qué es todo esto, April?! – Pregunté incrédula.-
- Te dije que te dejaría como una princesa de cuento ¿no? Pues para ello necesito todo esto. Hija eres muy guapa pero una ayudita te dejará totalmente irresistible. – Me contestó bromeando y dirigiéndose a mi habitación.-
- ¡Pero sabes que a mi no me gusta el maquillaje! – Repuse asombrada.-
- Tú sabes que yo no me suelo maquillar pero, aun así, en días como hoy es bueno y divertido hacerlo. Anda deja de protestar y vaguear y ayuda con esto. – Me dio la bolsa con su ropa, que yo cogí aun confusa y entramos en mi habitación.-
Entramos en mi habitación y dejamos la bolsa de April en mi cama y lo demás encima de mi tocador.
April cogió su vestido de la bolsa y lo estiró donde estaba el mío mientras bromeaba divertida de mi cita con Ryan.
Estuvimos colocando todo un buen rato hasta que vimos que ya daban las seis menos cuarto y había que empezar con todo. Pero justo cuando íbamos a comenzar, llamaron a la puerta de mi cuarto. Era mi madre que traía una bandeja con galletas, bizcocho de mi abuela y unos refrescos. Perfecto ya que me moría de hambre.
April y yo nos sentamos en el sofá de mi habitación y empezamos a comer como fieras ya que el bizcocho que hacía mi abuela era delicioso.
En ese instante me vino a la mente lo de Gaia. Tenía que comentarle a April lo que pasaba por que si Gaia aparecía, April se pondría como una fiera ya que estaba al tanto de todo lo que Gaia hizo.
- April tengo que contarte algo antes de que se me olvide. – Dije apurada.-
- ¡Dime! – Contestó ella impaciente.-
- ¿Te acuerdas de Gaia, mi “amiga” italiana?
- Para no acordarse de esa… - Contestó molesta.-
- Pues hoy por la mañana me mandó un mensaje. – April hizo un gesto de asombro y odio con la cara. Yo cogí mi móvil y le enseñé el mensaje.-
- ¡Vaya con la italiana! Pues que no busque guerra por que la va tener. – Dijo enfadada.-
- No te lo enseñé para que te pusieras así, April. Solo quiero que sepas que quizás aparezca y quiera fastidiarlo todo, como siempre. Yo hablé con mi abuela y me dijo que si aparecía por casa que ella se encargaría.
- Bien… Por que como le vea el pelo se va a enterar… Llevo dos días muy malos con lo de Moly, Cassandra, Martina, Courtney y Liam así que si ahora aparece la italianita a tocarnos las narices, la lleva clara por que yo estoy más susceptible de lo normal.
- April por favor tranquilízate que seguramente no aparezca por aquí.- La intenté calmar.-
- Esperemos… - Dijo nada convencida.-
- Bueno, cambiando de tema ¿Quién es ese misterioso chico que irá contigo al baile? ¡Me tienes muy intrigada!
- Es una sorpresa. – Dijo riéndose.-
- ¡Pero dímelo por favor!
- Me gustaría que fuera una sorpresa Pris. Así te asombras mas y te veo la cara de impresión. – Dijo entre risas, pero ella estaba colorada.-
- Vale… Si tu lo quieres así… - Dije con cara de pena.-
- Venga ya verás que sorpresa.
- Vale…
Acabamos de comer lo que trajo mi madre y lo bajamos a la cocina. Nos fuimos a colocar todo para empezar la famosa “sesión de belleza” de April.
Pusimos música y nos relajamos. Luego nos colocamos en el tocador y April me sentó en la silla. Empezó a echarme de esas cosas raras que ella traía.
Tardó como media hora o más en maquillarme. Luego se colocó ella en mi silla y empezó a maquillarse ella misma.
Cuando estábamos casi terminando todo y listas para vestirnos. Llamaron de nuevo a mi puerta.
- Hola chicas. – Saludó mi abuela.-
- Hola – Saludamos animadas.-
- ¡Estáis preciosas! ¡Menudas artes que tienes April!
- Gracias. – Dijo ella sonrojada.-
- No hay quedarlas cuando se dice una verdad. –Sonrió mi abuela.- Venía a deciros que acaba de llamar Gaia a la puerta y que tu madre se la llevó.-
- ¿Cómo? – Pregunté alterada.-
- Tranquila pequeña. Mira, tu madre se la llevó con la excusa de que tenía muchas ganas de ver a Cordellia y, así, Gaia le indicará el camino para saber donde se alojaba. Así que ahora estarán ya en el hotel y podéis estar tranquilas que dudo que Gaia vuelva a aparecer en vuestra noche. – Dijo mi abuela calmada. Cordellia era la pudorosa madre de Gaia.-
- Esperemos… - Dije no muy convencida.-
- Tranquila Pris, no podrá aparecer por que antes le digo yo cuatro cosas. – Me animó April.-
- Venga ahora tranquilizaros y seguid preparándoos que ya son las siete y media. – Mi abuela cerró despacio la puerta de mi habitación y nosotras seguimos.-
Yo no estaba muy animada después de saber que Gaia había cumplido su promesa. Pero la noche se acercaba y yo no podía evitar estar nerviosa por todas las emociones que me esperaban esa noche.
April cogió los vestidos. Me dio el mío con un gesto de que me lo pusiera y ella hizo lo mismo.
Ya estábamos listas. Yo llevaba mi vestido naranja claro, con mis sandalias y mis complementos. Complementos que eran los de siempre: mi anillo sencillo de plata que siempre llevaba en la mano izquierda. Mi llamador de ángel que me había regalado mi abuela, en vez de llevarlo con la cadena de plata que siempre le tenía, lo llevaba con una gargantilla de seda blanca para que hiciera juego con el vestido. Mi tobillera que me regalara April y unos pendientes largos de plata. Iba simple, como era yo.
April iba con su precioso vestido verde agua. El pelo lo llevaba recogido en un moño, no muy alto, y medio despeinado que le quedaba de maravilla. Llevaba una cadena con el llamador de ángel que yo le había regalador, unos pendientes en forma de espiral y no muy largos, con una pulsera de plata y un maquillaje muy suave que la hacía ir maravillosamente bella.
A mi, April, no me dejara mirarme al espejo para ver que peinado o que maquillaje me había echo. Pero cuando ya estábamos listas me dejó verme. Tenía el pelo suelto, con mis ondas naturales que había perfeccionado con las planchas del pelo. Le había colocado algunos brillantitos por el pelo que eran preciosos. El maquillaje me lo había puesto clarito, ya que a mi no me gustaba, solo me puso una ralla finita que resaltaba mis ojos azules, una sombra en color blanquecino, un poco de rimel y un brillo de labios. Estaba muy adecuada. Me encantaba.
Abracé a April dándole así las gracias. Ella se puso muy contenta de que me gustara y no paró de echarme elogios.
Bajamos al salón donde estaban mi madre, Michael y mi abuela. Nos hicieron unas fotos y no pararon de decirnos piropos.
Luego nos fuimos hacía el parque ya que eran las ocho y cinco. Pero cuando estábamos apunto de doblar la esquina, vi a la persona que menos esperaba.

¡Hola! Bueno primero quería pedir perdón por tardar tanto en subir pero es que la historia va a estar un poco parada a partir de ahora. Yo tengo ganas de seguir escribiendola y muchas ideas pero veo que el blog apenas se mueve y así tampoco tengo motivación. Ahora subiré una vez o dos por semanas, cuando todo vuelva a estar con algo de movimiento seguiré mi ritmo normal :) Ya digo que NO es por mi, al contrario, yo tengo ya varios caps escritos pero veo que la cosa no funciona.. Bueno muchas gracias de todas maneras a la gente que me lee y comenta, sino es por vosotros ya no existiría esta historia. Ahh quería decir que los caps 42 43 y 44 son, para mi, los mejores ;)
Muchas gracias :) Besos!
Priscilla (: