BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

jueves, 21 de enero de 2010

Capitulo 60: tu olor me relaja

Nunca dormí con un chico, y mucho menos con mi novio. Me daba mucha “cosa” estar con él a solas. Por una parte me moría por dormir con él, abrazada, sentir su olor... Pero no estaba del todo segura...
- Pris, no tienes por que. Yo no te voy a obligar. Te puedes quedar si quieres en otra habitación de la casa. O dormir en mi cama y yo me voy a otro cuarto o al sofá. No pasa nada. No quiero que te sientas incómoda por nada del mundo. - Me dijo Ryan desde el armario donde buscaba la chaqueta para mi.-
- No, no. Si no es por ti... La verdad es que no es por nada... Si a ti no te importa, me quedo. Si contigo estoy muy a gusto. - Le sonreí con sinceridad ya que lo que estaba diciendo era la pura verdad.-
- A mi jamás me importará tenerte cerca. - Me contestó él lleno de dulzura.-
- Que lindo eres. - Mi sonrisa era permanente al igual que la suya.-
- Bueno te daré algo cómodo para que duermas. Te acostarás en mi cama y yo en el sofá ¿vale?
- No pasa nada Ry, puedes dormir en tu cama y yo en el sofá o los dos juntos. A mi no me importa. - Me sonrojé mucho al formular esas palabras ya que sonaban algo pícaras.-
- ¿De verdad que no te importa? Es que dormirme con tu olor, con el perfume de tu pelo a orquídea... Me relaja mucho. - Dijo lleno de ternura.-
- Claro que no me importa. - Sonreí.- A mi me gusta tu olor fresco. - Los dos reímos.- Voy a llamar a mi madre para que no se preocupe.
Ryan rebuscó un rato en el armario mientras yo volvía a coger el teléfono y marqué el móvil de mi madre.
- ¿Si? - Era la voz soñolienta de mi madre.-
- ¡Hola mami! - Le saludé contenta.-
- Hola cariño ¿Cómo lo pasas?
- ¡Muy bien! Estuvo todo genial, hacía mucho tiempo que no me lo pasaba tan bien. Gracias por animarme a venir.
- No sabes cuanto me alegro mi vida, me alegro mucho. - Me contestó ella contenta.-
- ¡Gracias mamá! Oye, ¿te importaría dejarme ir a dormir a casa de April esta noche? Es que me apetece mucho. Por favor...
- Vale... Pero estate en casa a la hora de comer ¿vale?
- ¡Si si si si! Mañana antes de la una y media estaré en casa. Gracias mamá, cualquier cosa te llamo.
- Nada amor, besos, buenas noches.
- Igual, besos a todos. - Colgamos.-
Ryan vio que colgué el teléfono y se acercó a mi con una camisa larga de él para que yo me pusiera para dormir. Yo la cogí con agrado.
- Espero que estés cómoda con esto. - Sonrió.-
- No lo dudes. - Lo olí y puse cara de gusto.- Este olor me relaja tanto.
- Eres tan hermosa. - Me besó la frente.- Ve al baño y cambiate.
El baño estaba en su habitación.
Yo entré y me dispuse a ponerme lo que Ryan me había dado. Me quedaba lo suficientemente largo, como si fuera un camisón.
Luego me desarmé el peinado que April me había echo y me lo dejé natura. Me miré al espejo y vi que no estaba muy guapa pero estaba cómoda que era lo importante.
Unos minutos después salí y me encontré con Ryan que había preparado para mi la cama. Él estaba con la misma camisa del baile y el mismo pantalón. Solo se había quitado la corbata y la chaqueta.
Yo me acerqué por detrás suya y me subí a su espalda. Le di un beso en el cuello y el rió. Me tiró en la cama, me tapó como si fuera un bebé y se puso a mi lado. Me acariciaba el cabello y me miraba con cara angelical. Para mi era como estar en un sueño, estar así con Ryan. Perfecto.
¿Tu no te acuestas? Puedes ponerte conmigo - Pregunté extrañada por que no se acostara.-
- No, prefiero verte dormir. - Contestó él muy dulce.-
-Anda Ry, acuéstate a mi lado y así me abrazo a ti. - Me sonrojé al decir eso pero era verdad.- Yo en mi casa me abrazo a un oso de peluche que me compré. Me gusta dormir abrazada a alguien.
- En ese caso...
Ryan se levanto y se puso en la cama. A mi lado. Estaba igual que antes solo que acostado. Yo me agarre a él y me acurruqué en su pecho. Ryan me enredó en sus brazos y apagó la luz. Yo estaba tan a gusto con su olor, con su presencia... Estaba hasta demasiado a gusto.
Sentía que me miraba y yo me avergonzaba. Él lo notó y rió, yo no sabía que decir ya que estaba como en una nube.

Holaaa! Aaaay estoy publicando con el tiempo justo... Nadie diría que estuve de vacaciones porque estoy mas extresada... Las 24 horas no me llegan para nada, ansio escribir, leer blogs, hablar por msn... Pero todo con TRANQUILIDAD y hasta que no me amolde a la rutina de nuevo, no lo lograré snif snif. A ver si ahora con el fin de semanas me puedo poner al día.Pido disculpas de corazón a todos los que comentaís por no devolveros la firma. A los blogs que leo con tanto entusiasmo por no poder pararme un momento a firmar. Pero prometo que en este fin de semana que empieza pondré todo mi empeño en volver a estar al día. Lo siento :(Espero que la entrada sea de aliento para algunos.
Siento la incertidumbre pero todo se sabrá a su tiempo. Abrá sorpresas de todo tipo en los siguientes capitulos :)
Gracias de verdad, os adoro:D

lunes, 18 de enero de 2010

Capitulo 59: ¿Tienes algo oculto? / Volví =)

La verdad es que mi pregunta era bastante incómoda e indiscreta. Era mejor que me la callara.
Miraba la cara de Ryan que estaba fija en el cuaderno. Su rostro había cambiado por completo. Ya no estaba simpático y dulce. Ahora estaba misterioso. Algo que me inquietó.
No sabía que decir y Ry no me contestaba. Me sentía tan culpable... Su mirada lo expresaba, expresaba que no quería responder a mi pregunta...
- Ry, lo siento, soy una entrometida. No debí preguntar, perdóname. - Me disculpé apenada.-
- No es eso... Me gustaría decírtelo pero no en estos momentos que estamos tan bien. Primero debo arreglar unas cosas. Y cuando llegue el momento, lo sabrás. - Sus palabras hicieron que me recorriera un escalofrío por el cuerpo, por suerte no fue notado. No entendía sus palabras pero tampoco me atrevía a preguntar ya que por lo visto era un tema muy personal y misterioso de Ryan.-
- Eh... Vale, lo que tu digas. De todas maneras, lo siento mucho. Yo no soy tan entrometida. No se porque pregunte la verdad, es que me dio una cosa pero nada. Cambiemos de tema si te sientes mas cómodo. - Intenté sonreír evitando así que se diera cuenta de mi extrañeza.-
- Gracias, eres siempre tan comprensiva y dulce. - Me apartó el pelo de la cara y me acarició la mejilla. Su sonrisa era profunda, tanto que no lograba saber que quería decir.-
- Y tu tan perfecto. - Le sonreí y él se echó a reír.-
- Es que parecemos dos enamorados empalagosos.- Yo reí con él.- Pero no me importa, por que no me cansaré de decirte lo bella, simpática, adorable... que eres. Te amo. - Me abrazó y me dio un dulce beso en la mejilla, casi en la oreja, ya que me tenía abrazada.-
- Yo también.- En ese momento me estremecí de frío. Hasta ahora no me había dado cuenta del frío que hacía y yo solo tenía el chal del vestido...-
- ¡Te estas helando! ¡Eres tonta ¿cómo no dices nada?! - Se alarmó Ryan al notar mi escalofrío.-
- Ni yo lo sabía Ry, estaba tan a gusto contigo. - Dije abrazándolo.-
- Nunca te puedo reñir, eres demasiado adorable. - Reí.- Voy a coger una chaqueta. Oye, será mejor que llames a tu casa ¿no?
- Si, ahora mismo llamo. - Cogí el móvil y vi que tenía un mensaje de April.- ¡April me mando un mensaje! - Anuncié.-
- ¿Se puede saber que dice? ¿Esta bien? ¿Le hizo algo la nenaza de Jason? - Preguntó con odio.-
- Ahora te digo. - Abrí el mensaje y lo leí.- “Pris! Estoy perfectamente ¿Y vosotros? Llámame si no estás muy ocupada pícara. Besos, te quiero: April.”
- Que pícara ella. - Burló Ryan en broma.-
-Ry... - Le seguí bromeando mientras él rebuscaba una chaqueta para mi en su armario.- Voy a llamarla.-
Volví a la agenda del móvil y marqué el número de April. Antes miré la hora. Aún no era “muy” tarde. Las doce y diez. Así que me decidí a llamarla.
- ¿Diga? - Contestó April al teléfono.-
- ¡April, soy Pris! - Le contesté animada.-
- ¡Pris! ¿Qué tal? ¿Estás con Ryan?
- Si, estoy en su casa.
- ¡Que pícara! - Reímos.- ¿Que tal estáis?
- Bien, hace nada le curé la herida. Estamos sentados en la cama hablando – esta última palabra se la remarqué para que no pensara mal- y ahora él me esta buscando una chaqueta ya que tengo algo de frío.
- ¡Que adorables sois como pareja! - Burló.-
- ¡April! - Le reñí en broma.- Bueno, ¿qué tal está Jason y tu? Me quedé preocupada
- Está bien. Lo traje a mi casa y le curé la herida y hablamos del trato que hicimos, que por cierto te tengo que contar. También me encontré a Courtney de camino a casa que ella se iba a casa de su Joe a montárselo... Menuda está echa... Pero bueno, que Jason está mejor. Ya se fue para su casa.
- Me has dejado asombrada con lo de Courteney...
- Pues imaginate yo... Eso no es lo peor... Mejor te cuento mañana
- ¡Vale! ¿Quedamos mañana? - Le pregunté.-
- Si, te paso a recoger a casa de Ryan
- ¿Cómo a casa de Ry? - Volví a preguntar sorprendida.-
- ¡Dormirás ahí digo yo! Pris es vuestra primera noche como novios y tienes la oportunidad de estar con Ry. No la desaproveches. Mira, tu llamas a tu casa y dices que te quedas conmigo y mañana pues ya apareces como si nada. No es nada malo, simplemente que hace frío fuera y todo eso... No tiene que pasar nada, no seas Pris. Quédate
- No se April, me sabe fatal mentir a mi madre...
- No mientes, cuando estáis a solas las dos puedes contárselo sin que se alarme como lo haría por teléfono y así sabrá que eres de confiar. Animate que no es nada. Mira yo mañana a las diez te recojo y listo. - April con lo de mi madre llevaba razón, lo que me hizo pensar.-
- Hablaré con Ry a ver... Además quería comentarte unas cosas. - Me refería lo del cuaderno de Ry. April era la mejor amiga de Ryan y seguro que sabía algo. Yo sabía que estaba mal por mi parte preguntar cosas que ya me dijo él que me diría, pero no lo podía evitar. Estaba segura de que April sabía algo y yo tenía demasiada intuición dentro de mi.-
- Si si si lo que tu digas pero mañana a las diez en casa de Ry. Besos. Buenas noches. - Colgó.-
Yo me quedé con el teléfono en mano. Sabía que Ryan había escuchado la conversación y estaba encantado de que durmiera con él, pero yo no estaba tan segura...

Holaaaa! Siento tardar tanto y tener una cabeza tan estúpida como para olvidarme el usb en mi casa con los capítulos -.-'. Después de un tiempo de ''vacaciones'' y viajes, un tiempo sin internet y otro tiempo hasta arriba de taréas. Volví. Os eché mucho de menos, vuestros blogs, vuestros comentarios, subir entradas, la impaciencia por saber si gustó etc. Pero por fin puedo volver a mi vida rutinaria pero nada aburrida. No puedo firmar en todos los blogs porque todavía no estoy al día y hoy es mi primer día con internet así que os pido comprensión y paciencia, se que es mucho pedir pero no tengo tanto tiempo para ponerme al día en unas horas :$
Gracias por seguir ahí después de tanto tiempo. Espero que empezaraís el año con buen pié y que os vaya muy bien todo.
Os quiero :)

lunes, 21 de diciembre de 2009

Capitulo 58: Misterioso objeto

En la mesilla de Ryan se podía ver una foto que tenía de Savannah con sus padres y sus abuelos, una foto muy familiar que demostraba el corazón tan sensible que tenía Ryan.

También había una especie de libreta-diario negro con un bordado en blanco. Eso me llamó la atención, pero me parecía de muy mala educación cogerlo y observarlos por muy novia suya que fuera. Así que me dediqué a seguir mirando las demás cosas, sin poder olvidarme de aquella extraña libreta. Pero intenté centrarme en el despertador, fotos... Que tenía allí.

No se la razón de porque pero un impulso que salió de mi hizo que acariciara esa extraña libreta que algo tenía, algo en mi interior me lo decía.

Pero en ese instante entró Ryan con un botiquín de medicinas. Me miró con ojos sorprendidos y yo aparté la mano al instante de aquella libreta-diario. No quería que se enfadara.

- ¿Que rebusca mi novia cotilla? - Intentó bromear él. Pero se le notaba algo inquieto por que yo descubriera esa libreta, aun que no lo quería mostrar.-

- Nada... - Intesté sonreír.- Estaba mirando que tenías en la mesilla. Sales muy guapo en la foto con tu familia, es preciosa. Me encanta. - Le dije con dulzura.-

- Gracias, me gusta mucho ya que sale mi abuelo que falleció hace dos años y bueno, no hablemos de cosas tristes.- Dijo con el rostro bajo.-

- Yo no quería... Lo siento Ry, no era mi intención.- Le contesté apenada mientras él se acercaba a mi para sentarse en la cama conmigo.-

- Tu no sabías nada Pris, no tienes que pedir perdón de nada... - Contestó él mientras me acariciaba la mejilla.-

- Yo también perdí a mi padre... Se lo que se siente, créeme. - Le respondí intentando darle a entender que entendía su dolor.-

- Lo mejor es olvidar el pasado y quedarse solo con el buen recuerdo de la gente que ya no está.- Me sonrió y yo lo imité.- ¿Sabes? Quiero una foto tuya para ponerla en la mesilla, con la gente que quiero.

- Que lindo eres Ry, es un gesto muy bonito. Te daré una o nos la sacamos juntos. - Le contesté animada.-

- ¡Me encanta la idea! Podemos salir un día los dos solos a sacarnos fotos, pasar el día juntos haciendo lo que mas nos guste. - Propuso animado.-

- Estaría encantada. - Le sonreí muy alegre.-

- Pues ten todo preparado porque te iré a buscar un día y pasaremos esa tarde juntos.

- ¿Y si tenemos algún compromiso? - Pregunté.-

- Yo me encargo de todo, lo tendré todo muy bien planeado.- Me contestó muy seguro.-

- Que preparado tú. - Bromeé y él rió.-

- No sabes cuanto. - Los dos reímos.-

- Bueno vamos a ver esa herida. - Cambié de tema mirando preocupada esa herida de la ceja.-

- Ya te dije que no es nada... Pero como eres tan cabezota, aquí te traje el botiquín. - Me contestó enseñándome el maletín que tenía en sus brazos.-

- ¡Así me gusta, que seas obediente! - Le bromeé.- Vamos a curarte

- ¿Acaso eres enfermera? - Volvió a preguntar con su tono pícaro.-

- Lo seré por un día para ti. - Le añadí siguiéndole el tono.- Pero en mi anterior colegio nos enseñaron primeros auxilios o como curar heridas cuando éramos pequeños y creo que aún me acuerdo.

- ¡Miedo me das! A ver si me la dejas peor... - Siguió bromeando.-

- Mas miedo me das tú y no me quejo. - Le dí un leve golpe en el hombro y el se quejó como un bebé.- ¡No seas crío y déjame curarte!

- Vale... - Me contestó resignado pero con gracia.-

Yo cogí el botiquín que tenía Ryan y busqué el alcohol para desinfectar y una gasa para echarlo. Lo encontré y lo eché con cuidado. Ry apenas se quejó y cuando lo hacía , yo le sonreía y él no volvía a quejarse. Luego busqué un líquido cicatrizante y se lo eché y luego le puse un pequeño parche ya que la herida no era muy grande. Apenas se le veía pero tenía miedo a que se le pudiera infectar.

- Bueno, esto ya esta listo ¿Fue para tanto? - Le pregunté con segundas.-

- La verdad es que eres buena enfermera. Te llamaré cada vez que me pase algo. - Me contestó besando mi frente con dulzura.-

- ¡Espero que nunca te pase nada! - Le contesté.-

- Bueno... Si me cuidas tu no me importaría tanto. - Repuso él dulce.-

- Eres un amor Ryan. - Le besé la mejilla y luego mi mirada, inocentemente, se fue de nuevo hacia el cuaderno que Ryan tenía en la mesilla. Me llamaba demasiado la atención, algo me lo decía por dentro ¿Que sería? Ryan era tan misterioso a veces que hasta daba miedo...-

- Ry, no quiero ser cotilla pero... ¿que tanto tienes en ese cuaderno? - Su rostro cambió por completo. -





¡Holaaaa! Traigo buenas y malas noticias snif snif...

A ver la buena es que tendré mas tiempo para escribir tanto esta novela como Víctimas y otra que tenía en mi mente (pero por ahora no publicaré ;) ) Así que todo estará mucho mas adelantado y yo sin tanto agobio y apuro. También tengo la buena noticia de que estoy mucho mejor, tengo vacaciones y puedo volver a ''ser yo''. Así que hasta ahí todo bien.

Quería decir (muchas cosas pero la mayoría se me olvidarán..) que leo vuestros comentarios a través del móvil. Muchísimas gracias por desearme que me recuperara y por vuestros ánimos, por eso os tengo tantísimo cariño :D Tanto que os tengo presentes todos los días ^^

Ahora la mala noticia... :(... Me dieron las vacaciones, tanto a mi como a mis padres, y las navidades hay que pasarlas en familia y yo como tengo que viajar tanto pues no estoy cerca de ellos precisamente.. Además que tengo la familia repartida por varias ciudades y bueno que tendré que estar viajando en vacaciones e irme de viaje implica que podré leer vuestros comentarios (a través del iphone) pero no podré publicar. Podré escribir muchos capítulos pero no los podré subir.. Tengo pensado pasar los que tengo escritos a mi mejor amiga en arch. word pad para que los pueda subir ella en cuanto encuentre un hueco. Y los que vaya escribiendo pues los guardo en el USB y se lo doy a ella que lo pase a su ordenador y que los suba en cuanto pueda. Lo bueno es que ella es mi mejor amiga y se que me hará ese favor, aun que no pueda subir todos los días podrá subir una vez a la semana o así según como pueda yo mandárselos también. Lo malo es que no estaré yo para ponerme al día con los blogs... Aun que no pueda dejar comentarios, los leeré a través de iphone y así me pongo al día y en cuanto vuelva (después de Reyes mas o menos) podré llenaos a tantos comentarios que no podréis respirar xD

Otra cosa mala es que dudo que me pueda conectar al msn.. Os echaré muchísimo de menos a todas con las que hablo, prometo intentar conectarme en cuanto tenga un ratito (en casa de alguno de mis tíos que lo tienen y así se lo robo un ratito xD) pero no estaré mucho snif snif.

Bueno era eso, creo que se me olvida algo pero no me acuerdo :/

Intentaré subiros un ''último'' capítulo (por mi, me refiero en este año xDD) mañana o pasado porque el miércoles ya empiezo a viajar. Eso es bueno para mi porque tengo ganas de vacaciones y viajar aun que sean muchas horas (H) pero malo porque os echaré de menos.. :'(

En fin que ya me voy. Espero que os guste el capítulo porque ahora es donde empieza lo ''intrigante'' y yo me voy en lo peor xDDD pero no os preocupéis ;D
OS QUIEROOOO
Supongo que podré subir mañana o pasado pero igual:
Feliz 2010, que lo paséis muy bien, que os traigan muchos regalos, portaros bien :P, no os empachéis a comer que es malo xD y bueno feliz navidad en general o felices vacaciones de invierno ^^
Besitos

jueves, 17 de diciembre de 2009

Capitulo 57: Lo conseguí

Yo estaba muy nerviosa ya que sabía que era una torpe para esas cosas y tenía mucho miedo de caer y hacerme daño.
Ryan me agarró la mano y me puso frente al árbol. Tocó mi tobillo con cuidado y me lo puso encima de una rama baja que había en el árbol. Yo hice lo que él me señaló y así fuimos poco a poco. Ryan iba detrás de mi y me agarraba por la cintura cuando veía que me tambaleaba o que estaba insegura, casi todo el rato.
Me costó demasiado subir hasta la rama del árbol que estaba en frente a la ventana. No era muy alto pero me daba miedo igual, por eso me costó llegar.
Una vez que llegué a la rama, me intenté sentar en ella y luego sentí como Ryan se ponía detrás de mi y me besó el cuello ligeramente pero haciendo que por mi cuerpo recorriera un escalofrío.
- ¿Tan difícil fue, pequeña? - Me preguntó Ry al oído. Yo me giré y le sonreí.-
- ¿Pequeña? Verás ahora. - Me deshice como pude de los brazos de Ryan y me puse delante de la cuerda.-
Estaba harta de que todo el mundo me tomara por débil. Era verdad que era un poco débil y torpe, pero no necesitaba que siempre me tuvieran como tal.
Así que ahora le quería demostrar a Ryan que podía yo sola. Me daba mucho miedo pasar agarrada a la cuerda ya que tenía que hacerlo con las manos y yo no tenía mucha fuerza en esa parte del cuerpo... Pero mi orgullo me decía que lo hiciera, así que me lancé a ello.
Me agarré con las manos a la cuerda y noté como Ryan hacía lo mismo pero atrás de mi. Yo avanzaba despacio pero segura.
Cuando llegué a la mitad del camino, mi brazo flojeó y solté un poco la mano. Noté como Ryan se asustó y, no se como, me adelantó para ponerse delante de mi y extenderme el brazo que yo cogí y me fue de ayuda.
Con su ayuda llegué hasta la ventana. Él entró y luego me cogió en brazos y entré yo también.
- No te decía pequeña en forma obscena, sino de forma cariñosa.- Me dijo mientras nos adentrábamos en la habitación que estaba a oscuras. Nada mas alumbraba la luz de la luna.-
- Ya... Pero es que todo el mundo me tiene por débil y puedo cuidarme... - Dije resignada.-
- Yo no te tengo por débil. Te tengo por la chica mas fuerte y mas valiente del mundo. Yo aprendo mucho de ti, aprendo la humanidad y ingenuidad que desprendes. Para mi eres de envidiar, pequeña. - Noté como en su rostro se formaba una nueva sonrisa angelical que tanto me gustaba.-
- Eres perfecto. No se cuando, como ni donde descubrí que te amaba pero lo que si se es que eres perfecto. - Noté como el rostro de Ryan se enfriaba pero no le di mayor importancia.-
- Te amo Priscilla. - Me acarició la mejilla y me besó dulcemente como siempre.-
Me agarró de la mano y me señaló la cama donde un día de lluvia me confesó con indirectas que me quería.
Me senté en él y miles de recuerdos invadieron mi mente mientras Ryan prendía suavemente la luz de su habitación.
Cuando la luz llegó a mis ojos, mis pensamientos se desvanecieron y volví a la realidad. Me acordé de la herida de Ryan y lo que le debería de doler. Así que me levanté y me dirigí hacía él que estaba, en el otro extremo de su inmensa habitación, prendiendo la luz.
- Ry, ¿dónde tienes un botiquín o desinfectante para curarte esa herida? - Pregunté mientras él se daba la vuelta.-
- Pris estoy bien de verdad, no me duele en absoluto ¿Acaso piensas que el estúpido de Jason pega tan fuerte?
- No seas estúpido tu Ryan. No pienso eso de Jason, o si, según. Lo que pienso es que tienes un herida con mala pinta y que no quiero que te pase nada por que te quiero demasiado. Así que hazme el favor de decirme donde hay eso. - Dije con cierto tono de sabiduría. Me encantaba dar esas explicaciones cuando sabía que tenía razón.-
- Cuando pones ese tono de señorita Priscilla me haces mucha gracia. - Bromeó él mientras me besaba suavemente en la mejilla.- Voy a buscar lo que me pediste porque sé que hasta que no me la cures, no pararás.
- Como me conoces. - Le besé suavemente en los labios y él me cogió por la cintura y me dio un beso mas apasionado que el mío. Yo me quedé algo sorprendida por la acción de Ryan, pero no me desagradaba.-
Deshicimos el beso y Ryan se marchó a buscar lo que le había pedido. Yo, mientras, me senté en la cama de Ry y observé su mesilla.


Esto es un copia y pega para mis dos blogs. Siento que sea así, de verdad, pero no encuentro otra manera. Vengo de estar todo el día (desde las 11:25 de la mañana hasta las 23:32 de la noche) en el hospital. Estoy malilla pero vosotros no tenéis la culpa de ello.
Se que estoy perdiendo seguidores por no ir a sus blogs y firmarles, como siempre solía hacer, y esas cosas. Pero entre este último mes que fue para mi uno de los peores y ahora que estoy enferma pues no estoy bien. Podría pasarme por todos y poner el típico copia y pega de “Hola siento no haberme pasado antes e ir atrasada leyendo tu historia, pero no tuve tiempo. En cuanto pueda, lo hago.” No quiero hacer eso porque me duele mas pasarme por todo esos blogs que amo (el de Gaby, Lore, Val, Elea, Atenea, Soljade, Nina, Hibbyta, Andrea y un larguísimo etc que sabéis daros por aludidos) y no poder leerlos pero si firmar. Prefiero recuperarme del todo y con ello poder leer de verdad y con esmero esos blogs que amo tanto. Porque si me paso y firmo solo ''quedo bien'' pero en realidad lo que a mi me gusta es leer y comentar sobre lo que he leído.
Siento perder seguidores por esto o perder comentarios pero es que no quiero ser falsa a mi misma por firmar sin leer.
Yo prometo que cuando este bien me pondré con muchas ganas y esmero a leerlos y luego mis comentarios serán maxi grandes:D
Ahora dejo el capitulo y espero que os gusteee ^^ Quizás suba mañana o el sábado, pero será un subida rápida ya que tengo que estar en reposo y no me dejan estar en el ordenador mucho tiempo -.-' Pero como tengo dos capitulos adelantados, de cada historia, pues intentare (no puedo prometer nada porque no se como estaré yo... es un ''quizás'') subirlos para ''compensar'' un poco mi perdida hacía vuestros blogs snif snif... Como los echo de menos...
Gracias a todas las que seguís conmigo, las que sois grandes amigas para mi aunque sea a través de una pantalla, las que me alegraís el día con vuestros comentarios sobre mi blogs... Gracias a todas por estar ahí. Y de nuevo, perdón.
No olvidarse de que os quiero mucho, muchísimo, soís taaaan importantes en mi vida que sino es por vosotros estaría sumida en tristeza :)